Pequeña guía para el Primavera Sound 2014: Sábado

Ya llegamos al último día de esta edición de este 2014, con las fuerzas a veces flaqueando pero con ganas de cerrar el evento por todo lo alto y con el mejor sabor de boca. Así que, ahora más que nunca, tenemos que economizar fuerzas, intentaremos no hacer pasos en falso, ni vagar de un escenario a otro sin caer en la propuesta que más nos gusta.

Como siempre, primero los infatigables, que tienen cita a las 4 de la tarde en el Auditori con la bonita obra de Silvia Pérez Cruz y Raul Fernandez Miró (Refree). Granada, su disco a dúo, es un regalo para el público que irá a verles.

A las cinco también hay pequeños regalos para los primerizos. La Sera, antiguo componente de Vivian Girls, se ha sacado de la manga un disco excelente en la línea de la banda madre, pero algo más azucarado. Pero atención porque los que quieran relajarse tienen una excelente opción en el Auditori también. Kronos Quartet es una conjunción de músicos que han trabajado en diferentes proyectos, incluyendo bandas sonoras y que ejecutan una música de corte clásico pero con retazos de modernidad y sensibilidad que es un regalo para todos los oídos. Si queremos salirnos de la guitarra imperante en el festival, esta es una de los mejores opciones no sólo de hoy, sino de los tres días. Un regalo.

Alrededor de las 6 y media ya tenemos que empezar a escoger. ¿El pop luminoso y ecléctico de Islands, el rock elegante de Jonathan Wilson, o la juventud y efervescencia de Sangre, grupo que promete? Optamos por Wilson, su disco Fanfare es una preciosidad rock con toques de country alternativo. No olvidemos que ha compartido escenario con Jackson Browne y Wilco, y ha colaborado con Elvis Costello o Vetiver. Que no es poca cosa.

Una hora más tarde volvemos a tener solapes. Los clásicos Superchunk estarán con su rock vitamínico en el ATP. El proyecto paralelo del animal escénico Blixa Bargeld en el Auditori y la reencarnación de Television, con la promesa de tocar uno de los mejores discos de la historia del rock: Marquee Moon. Optamos por la leyenda de Television, aunque no vengan con la formación original, y es que muchos soñamos con escuchar los temas en directo de ese álbum.

El sol va bajando y nos acercamos a las 9 de la noche. Tenemos que escoger entre la vitalidad de Spoon, otra banda energética y poco conocida como es Hospitality pero que son una buena opción, o descansar en el Auditori de nuevo, con Mark Eitzel, un músico enorme, un gigante del folk. Si no hay empacho de americana, nosotros optamos por esta última opción, ya que tampoco es muy dado a girar por nuestro país.

Una hora más tarde y si queremos seguir con esta tranquilidad que nos están dando algunos artistas, Volcano Choir, proyecto de Justin Vernon aka Bon Iver, empezarán a tocar. Si por otro lado ya tenemos ganas de cambiar de tercio vía post-rock y rock instrumental, Goodspeed You! Black Emperor! y The Dismemberment Plan son dos buenas opciones. Pero si queremos algo de música negra, el rapero Earl Sweatshirt nos puede interesar. En esta franja, que cada uno asista a lo que más le guste o le apetezca. Son opciones bastante diferentes.

No olvidemos que a partir de las 21 horas el escenario Bowers & Wilkins, plenamente dedicado a la música electrónica, está siempre activo. Abre John Talabot, y siempre es una buena opción para evadirse durante un rato de conciertos. Sobre esta hora tenemos a New Jackson con una sesión que seguro levantará el ánimo.

Hacia las 23 horas, tenemos otra decisión puramente estilística y subjetiva. Los clásicos Buzzcocks o Kendrick Lamar, una estrella creciente del hip hop que ahora está accesible, pero que si llega a conseguir lo que se espera de él será un artista huidizo por estas lindes. Nosotros optaremos por los clásicos del post-punk porque les tenemos un enorme cariño.

Nine Inch Nails, último gran cabeza de cartel de la edición de este año va a tocar a las 12 y media de la noche. Tenemos muchas ganas de ver a Trent Reznor, ya que hace años que no nos visita, aunque su último Hesitation Marks no nos haya acabado de cuajar. Entendemos que NIN es un grupo algo extremo para algunos paladares. No hay problema. Blood Orange estará luciéndose en el Pitchfork con su R&B. Este pequeño crack es el culpable del sonido de artistas como Sky Ferreira y Solange Knowles, curiosamente queridas, aunque tangencialmente, por el público indie (lo que demuestra que quizás hay más público ecléctico del que se espera de las etiquetas).

Para los díscolos de las otras dos propuestas, entre la 1 y la 1 y media estará tocando Mogwai (son los nuevos Shellac del Primavera, siempre omnipresentes) o Ty Segall, los dos fáciles de ver por aquí, así que si se quiere salir de lo normal hay que probar con Helen Love, una alternativa bizarra de pop adolescente de piruleta que bien podría estar tocando en el Salón del Manga entre cosplayers. Curioso al menos. Para algo más serio irse a la carpa Bowers & Wilkins donde esta Dj Mattis. La verdad, este es un horario algo difícil para los que huyen de NIN.

Las 2 de la mañana son un gran hora. Foals, Chromeo y Cold Cave. Los tres muy interesantes. Optamos por Foals porque seguramente harán un directo enorme y habrá ganas de baile; aunque Chromeo es otra gran opción para los que hayas disfrutado de Foals en la gira de clubs que hicieron hace unos meses.

Hay que ser conscientes. El Primavera de este año está muriendo poco a poco, aunque nos pese. Así que hay que quemar todo lo que queda. ¿Con Black Lips? Despiporre asegurado. ¿Con Cut Copy? Algo más elegante y contenido. Necesitamos a Black Lips.

La penúltima traca viene de la mano de Za!, unos grandes nacionales que tiene el honor de que los han programado en esta hora, pero en el Pitchfork tenemos a Daniel Avery con su Drone Logic, un ejemplo de electrónica perfecta que hace que nos decantemos por éste último.

Y el broche final como marca la tradición de parte de Dj Coco, en el Ray-Ban con confeti asegurado cuando suene ¿M83?.

Y así hasta que salga el sol y con una inmensa sonrisa dibujada en nuestras caras.