Paul Weller se niega a participar en futuras ediciones del Record Store Day

Así es, Paul Weller ha anunciado que no volverá a estar de nuevo en el Record Store Day, y la causa de esta decisión la encontramos en la reventa después de que el mismo Weller comprobara cómo inflaban los precios en la pasada edición. El cantante puso a la venta su vinilo de 7 pulgadas, Flame Out, para el Record Store Day de este año que tuvo lugar el pasado sábado 19 de Abril. El problema radica en que, como sucedió con otros lanzamientos previstos tan sólo para ese día, todas las copias se agotaron rápidamente a la misma vez que aparecían en Ebay a precios abusivos, mientras una oleada de fans se quejaban a las puertas de las tiendas de discos.

Ante esta situación, Paul Weller ha atacado a los vendedores de la reventa de las ediciones limitadas del Record Store Day, afirmando que esta venta “va en contra de toda la filosofía del evento“. A su vez, el artista  ha mandado un comunicado a todos aquellos fans que se quedaron sin su copia en el que expresa “Este es un mensaje para todos los fans que no pudieron conseguir el nuevo single de vinilo en el Record Store Day y/o han pagado un montón de dinero para obtener una copia en eBay. Estoy de acuerdo con todos los que habéis enviado mensajes expresando vuestro enojo y decepción por la explotación de estas ‘ediciones limitadas’ por parte de los revendedores”.

Además Weller se exculpa de la reventa y afirma que no volverá a tomar parte de este evento: “Aparte de hacer el disco, el resto tiene muy poco que ver conmigo, pero estoy descorazonado por todo el asunto y no volveré a tomar parte en el Record Store Day. Es una pena, porque como vosotros sabéis soy un gran defensor de las tiendas de discos independientes, pero que los codiciosos revendedores hagan dinero fácil a costa de los auténticos aficionados es repugnante y va en contra de toda la filosofía del RSD. Había copias de mi single en eBay desde el día antes del Record Store Day y he oído historias de gente haciendo cola fuera de una tienda de discos solo para que les dijeran a la hora de la apertura que ya no que daba ninguno.Cuesta muy poco estropear un concepto maravilloso para todos los demás. Producen vergüenza esos revendedores. No apoyes su negocio y no dejes que utilicen el Record Store Day para arruinar precisamente aquello para lo que fue creado“.

Paul Weller no ha sido el único afectado por esta reventa tan peculiar, según informaba Stereogum las copias de Lazaretto, el disco récord de Jack White, llegaban a los 350 euros al igual que las copias de grupos como LCD Soundsystem, REM y Pixies. Habrá que esperar para ver qué medidas toman los organizadores del Record Store Day en torno al tema de las reventas y si serán capaces de convencer al artista para que vuelva.