Martin Shkreli compra el disco de Lil Wayne y vuelve a liarla

Como el Grinch que viene para estropear la navidad o Cersei Lannister que viene para vengarse de cualquier persona que no sea ella, hay gente que está en esta vida para arrasar por allí donde vayan, y no precisamente en el buen sentido de la palabra. En este caso volvemos a hablar de un malo de los de verdad, de esos que no podemos apagar la televisión o salir del cine y pensar que total es ficción, y este es Martin Shkreli.

Como os comentamos en este año, este adinerado CEO que tomo polémicas decisiones en cuanto a la venta del precio de medicamentos, razón por la que se hizo siniestramente famoso, compró para él mismo el disco de Wu-Tang Clan, y parece que le gustó tanto tener algo en exclusiva que hoy es noticia porque ha comprado otro trabajo inédito, esta vez del rapero Lil Wayne.

Ha sido el propio ejecutivo norteamericano quien ha dicho a sus seguidores de su canal en Periscope que acaba de comprar el “más exclusivo” y “más buscado” álbum de rap, y que la compra haría que lo de Wu-Tang se quedara en nada. Finalmente ha señalado ante la cámara, y para sorpresa de muchos, que el álbum es Tha Carter V del rapero Lil Wayne.

El disco Tha Carter V iba a ser publicado en octubre de 2014, sin embargo los desacuerdos entre Lil Wayne y Birdman (perteneciente al sello Cash Money Records) hicieron que dicho álbum no se publicara. El problema es que no parece que Shkreli pueda tener la versión final, porque esta no se realizó. En declaraciones al portal TMZ, fuentes cercanas al rapero han indicado que Wayne no sabe cómo se ha podido hacer con su disco, confirmando que este no se terminó, mientras que la otra parte, Birdman, declara no tener ningún material ya que es Wayne quien lo tiene en su poder, por lo que parece que Shkreli se va a enfrentar a una demanda, ya que los sellos implicados, Cash Money y Universal Music Group, no parecen muy contentos tampoco con su adquisición, a la que se suma la investigación iniciada por el propio rapero.

Por otra parte, no tenemos ni el precio ni información de quién se lo ha vendido ya que el propio Shkreli ha indicado que no iba decirlo. Asimismo, indicó que una de las canciones hablaba de él, pero de ello no ha hablado el rapero, por lo que quizás ni estuviera presente en los pensamientos de nadie este personaje en la realización del disco, y que se está atribuyendo simplemente porque quieran que hablemos de él.

Sea como fuera, primero esperemos que Shkreli pague por comprar los derechos que tiene Lil Wayne sobre la realización de su música y esfuerzo, y que no pueden serle vendidos solo porque tenga un dinero que muchos no veremos en nuestra vida, y por otra parte, veremos qué dice la justicia estadounidense sobre el fraude en otra farmacéutica por la que sacó dinero, literalmente, para pagar a los inversores de unos fondos que tenía. ¿Será el año en el que el malo pagara por lo que ha hecho? ¿O seguiremos viendo cómo se ríe comprando y deshaciendo con el dinero que tiene?