Maika Makovski deja la música… por una hora

MAIKA MAKOVSKI

Tiene 28 años, sangre macedonia y andaluza corriendo por sus venas, ha vivido en Mallorca, Nueva York y Barcelona. La mitad de sus recuerdos están en inglés, por eso nos canta en ese idioma. No se trata de una artista de usar y tirar, cuando la escuches, si no lo has hecho ya, te darás cuenta de ello. Es difícil ponerle una etiqueta a su música, Rock and Roll para paladares exquisitos hambrientos de amor prohibido, sudor y sangre (tanto las letras como la propia música están seductoramente impregnadas de sangre), diría si me obligan a hacerlo.

Ya en Kadiaw (2005, PAE) y en Kraj so koferot (2007, Widpunk Records), se podía atisbar de lo que era capaz esta chica y su banda homónima integrada por JC Luque, David Martínez y Oskar Benas, tanto es así que el músico y productor británico John Parish se enamoró de su sonido y propuso a la mallorquina producir su próximo trabajo. A partir de ahí, las comparaciones con PJ Harvey se hicieron obligatorias. Con sus aportaciones y las del guitarrista Xarim Aresté, el sonido de Maika mutó, maduró, pulió su estilo, atrás quedaron pequeñas imperfecciones para dejar paso al brillante sonido, a las impolutas letras de un álbum que le satisfizo tanto que lo bautizó con su propio nombre, Maika Makovski (2010, Origami Records).

Durante todo el año han ido recorriendo el país ofreciendo su sensual espectáculo con muy buena acogida por parte de público y crítica. Quienes hemos tenido la suerte de acudir a uno de estos conciertos podemos asegurar que los cuatro integrantes del grupo se dejan la piel sobre el escenario y fuera de él para que el público disfrute al máximo la experiencia.

Desde el sábado 16 de julio, Maika actúa junto a Juan Echanove en el Teatro Romea de Barcelona en la obra Despaparecer dirigida por Calixto Bieito y basada en varios relatos de Edgar Allan Poe con temas compuestos por la propia Maika. Además, su tema Lava Love ha sido elegido por Victoria’s Secret para su nueva campaña publicitaria y se espera un nuevo álbum para septiembre de este mismo año.

El pasado jueves 21 de julio, los Makovski cerraron una actuación impecable en el Low Cost Festival, en Benidorm. Es cierto que hubo algún problema –al parecer hubo un corte de electricidad durante unos minutos- y que el horario de la actuación no era el más adecuado, aún así, Maika hizo las delicias de su público, como siempre. Curiosamente, el 22 de julio, a las ocho de la mañana, Maika escribió sin previo aviso en su perfil en Facebook “definitivamente, dejo la música”. No añadía nada más. Sus incondicionales no tardaron en expresar su opinión a la cantante, esperaban que fuera una broma o que, de ser cierto, fuera algo pasajero y fácil de reparar. Una hora más tarde Maika reaparecía con dos comentarios: “perdón, perdón… y muchas gracias… falta de sueño, etc… vuelvo a la música!”, “(algunos días son más duros que otros). Un beso muy gordo a todos.”

Los mensajes de apoyo a la cantante se perpetuaron a lo largo del día. Sobre las diez de la noche, Maika volvía a agradecer a sus fans los mensajes enviados a lo largo de todo el día: “Gracias a todos por los mensajes de aliento.. sorprendentes y emocionantes… Prometo creerme los piropos lo justo para recuperar el buen humor- ya está casi, gracias a los makovski, a una deliciosa sesión de desaparecer y a vosotros- y no daros muchas noticias de este tipo:) Os debo una… Sois un diez”.

No sabemos qué pasó exactamente para que Maika pensara seriamente en dejar la música. Sea lo que sea, nos alegra que se lo haya pensado mejor y no nos haya dejado sin su talento. Queremos seguir disfrutando de su sonido inconfundible.