Los sellos independientes ingleses lanzan la Declaración de Tratos Digitales Justos

Más de 700 sellos independientes se han unido a una iniciativa para asegurar que los ingresos digitales de los artistas sean justos y transparentes, según afirma Billboard. La ‘Fair Digital Deals Declaration’ es una enorme muestra de la comunidad de discográficas independientes que tiene como objetivo asegurar que los artistas son tratados y recompensados de forma justa.

Entre los sellos que firman esta declaración están Sub Pop, Merge, Domino, XL, 4AD, Matador, Drag City, Epitaph, Secretly Canadian, Jagjaguwar, Saddle Creek, Captured Tracks, Mute, Numero Group, Anti-, Brainfeeder, Ninja Tune, Asthmatic Kitty y muchos otros. Aquí está la lista completa. La iniciativa está coordinada por la Worlwide Independent Network y será lanzada hoy.

La declaración cuenta con cinco premisas básicas a las que los firmantes deben atenerse y que son:

  1. Asegurarse de que los ingresos de descargas y streamings se detallan en los contratos de las grabaciones.
  2. Acordar con los artistas una parte proporcional justa de todos los ingresos y otras remuneraciones de los servicios digitales que se derivan de la monetización de las grabaciones, pero no se atribuyen a las grabaciones o actuaciones concretas.
  3. Alentar el nivel de información de los servicios digitales en el uso y la monetización de la música.
  4. Apoyar a los artistas que eligen oponerse a los usos no autorizados de su música.
  5. Apoyar la posición colectiva del sector mundial de las compañías de grabación independientes.

El medio Billboard hace hincapié en el segundo punto, resaltando que los titulares de los derechos y los grandes sellos reciben mejores tratos en relación a los servicios digitales, incluyendo pagos garantizados. El dinero que se obtenga de esos tratos muchas veces no terminan en el artistas, pero estas reglas hacen que los artistas se beneficien con esos acuerdos.

Además, la Worldwide Independent Network compartió un manifiesto, que sostiene que los grupos alternativos merecen un acceso al mercado igual al de grupos de Universal, Sony o Warner, y que los derechos de autor de los independientes deberían ser valorados y remunerados al mismo nivel que los de una gran compañía.