Los laberintos y dilemas de los horarios del Primavera Sound

A un mes vista del inicio del festival, el Primavera Sound publicó ayer por la tarde sus esperados y siempre polémicos horarios, que podéis consultar en este enlace. Como cada año, el gigantesco número de bandas intesesantes que se concentran cada uno de los días hacen inevitables los temidos solapes. Porque nunca llueve a gusto de todos y siempre habrá alguno de nosotros que se dará de cabezazos contra la pared por coincidir justo a la misma hora dos de sus bandas favoritas, aunque los asiduos al evento ya lo vivimos con total normalidad y sabemos que siempre nos tocará resignarnos, por mucho que la mayoría de las veces acabemos disfrutando indistintamente sea cual sea nuestra elección final.

Que el jueves iba a ser sangrante lo sabíamos desde el día en que presentaron el cartel y su distribución por días. Cualquier cosa que hubiera pasado sería fuente de lloros, pero analizándolo podríamos decir que podría haber sido mucho peor, ¿o no? La primera jornada nos plantea los siguientes dilemas:

– Triple solape entre St. Vincent / Future Islands / Neutral Milk Hotel para empezar bien temprano a tirarnos de los pelos. A cual más interesante, dos de ellos presentando notabilísimos nuevos discos y un clásico del que ya disfrutamos de su líder hace dos años en el Auditori y fue una delicia. ¿Y ahora qué hacemos?

Majical Cloudz / Warpaint. Dos propuestas tranquilas y diferentes pero con un espíritu similar.

Queens of the Stone Age / Chvrches. Rock potente vs. apetecible hype de revival ochentero, dos estilos muy diferentes pero que probablemente encuentren quien quisiera disfrutar de ambos. Será cuestión de mood.

Moderat / Disclosure. Dos caras de la electrónica, la evocadora y la destinada al baile, que igualmente pueden causar grandes conflictos. Otra cuestión de mood.

Por no olvidarnos del casi solape que se producirá entre el final de Disclosure y el inicio de Metronomy, otro de los menos evidentes a primera vista pero no por ello menos dolorosos. Casi rozando la crueldad.

El viernes es más tranquilo, sí, pero no exento de dolores de cabeza:

Sharon Van Etten / Slowdive / FKA Twigs. Ver cómo ha crecido la cantante desde su primera visita al festival hace dos años, revivir el shoegaze de la mano del siempre delicioso Neil Halstead o dejarnos llevar por la experimentación de FKA Twigs. Ahí es poco.

Pixies / The War on Drugs. Que sí, que Pixies ya han venido y no están en su mejor momento pero siempre son apetecibles, pero a la misma hora podemos ver en un formato más familiar el estado de gracia de The War on Drugs. Lo bueno es que, si no genera conflicto, ofrece una buena alternativa a los de Boston.

The National / Deafheaven / Darkside. Alguno se llevará las manos a la cabeza por perder la oportunidad de ver a Darkside o a Deafheaven porque justo coinciden con Matt Berninger y los suyos. Ya es mala suerte.

Finalmente el sábado, como no podía ser menos, viene bastante cargadito:

Jonathan Wilson / Islands. La propuesta de folk experimental irresistible de Jonathan Wilson vs. el pop alegre y desenfadado de una pequeña banda que algunos llevábamos años deseando ver por el cartel. Qué mala pata.

Caetano Veloso / Spoon / Hospitality. La gran oportunidad de ver anochecer en el precioso RayBan a ritmo del mítico Caetano Veloso, disfrutar las grandes canciones de Spoon o deleitarse con el pop dulce de Hospitality.

Volcano Choir / Godspeed You! Black Emperor. Deleitarse con el imprescindible Justin Vernon en forma de Volcano Choir o disfrutar de la contundencia sonora de los canadienses. Dos maneras de evocar que a alguno le pondrán difícil la elección.

Mogwai / Nine Inch Nails. Dos propuestas maduras y contundentes pero casi opuestas, aunque más de uno lamentará perderse una por la otra. Cierto es que la presencia de la banda de Trent Reznor es una oportunidad única para disfrutarles, pero Mogwai siempre es garantía de buen directo. Si no es solape, al menos es una excelente alternativa.

Foals / Chromeo /Black Lips. A esas horas del sábado es cierto que hay muchas ganas de bailar y darlo todo las últimas horas de festival. Para llevarlo a cabo, aquí nos plantean un conflicto que para algunos puede ser doloroso. La propuesta británica guitarrera e imperdible de Foals, el irresistible baile dance setentero que darán en el RayBan los franceses Chromeo o el desenfado rock de Black Lips. Un dilema que la presencia física en un lado u otro del Forum y el concierto posterior puede determinar la elección final. Y que si no da lugar a conflicto, son tres interesantes alternativas.

Black Lips / Cut Copy. Porque si alguien quiere disfrutar de los primeros puede que se pierda parte del festival de baile que posiblemente ofrezcan los segundos. Si es que no se puede tener todo.

Esto sólo es un resumen de algunas de las que hemos detectado a primera vista, pero seguro que alguno de vosotros tendrá algún que otro solape que hemos olvidado, ¿verdad? Os invitamos a comentarlos si os apetece. Nosotros, por nuestra parte, ya nos hemos puesto a escuchar con ganas a los grupos. Quién sabe, quizás declinemos nuestras elecciones a última hora.