Los Brit Awards se celebran en el escenario

Anoche se celebraba la 37 edición de los Brit Awards. La fiesta de la música británica se vestía de gala – y de Master Card – para recibir a sus invitados/nominados de honor.

Si bien es cierto que la música británica ha sido históricamente superior a las producciones de cualquier país del mundo los Brit Awards suelen incluir nombres que atañen a diferentes estilos musicales. No siempre acertados y no siempre honestamente merecidos.

Sin duda, los grandes triunfadores de la noche fueron los Arctic Monkeys. Quienes recibieron el premio a mejor disco del año – también conocido como Master Card British Album of the Year – por AM (Domino, 2013) y a mejor formación grupal.

Otro de los destacados fue el premio a mejor solista, que recogió Kate Moss en nombre de David Bowie. Que pasará a la historia, además, como el artista de más edad en llevarse un B. A.

Moss, enfundada en uno de los trajes que vistió el propio Bowie durante la etapa de Ziggy Stardust, leyó un discurso en el que Bowie, además de agradecer el galardón, instaba a los escoceses a votar no en el referendo que se celebrará el próximo 18 de septiembre respecto a la independencia de la nación inglesa.

El listado de los premiados es el siguiente:

Mejor grupo británico
Arctic Monkeys

Mejor album británico
Arctic Monkeys – ‘AM’

Mejor single británico
Rudimental ft. Ella Eyre – ‘Waiting All Night’

Mejor artista femenina
Ellie Goulding

Mejor artista masculino
David Bowie

Mejor actuación
Bastille

Mejor grupo internacional
Daft Punk

Mejor artista internacional masculino
Bruno Mars

Mejor artista internacional femenina
Lorde

Mejor productor
Flood & Alan Moulder

Mejor video

One Direction – Best song Ever

Premio de la crítica

Sam Smith

Como en todas las galas de premios, no faltaron los alardes de humor, risas enlatadas, la gente vestida por su peor enemigo y las charlas desafortunadas. Como la que expuso el líder de los Arctic Monkeys – Alex Turner – sobre el Rock n’ Roll, no tiene desperdicio:

“That rock and roll, eh? That rock and roll, it just won’t go away. It might hibernate from time to time, sink back into the swamp. I think the cyclical nature of the universe in which it exists demands that acquiesce to some of its rules. But it’s always waiting there, just around the corner, ready to make its way back through the sludge and smash through the glass ceiling, looking better than ever. Yeah, that rock and roll, it seems like it’s faded away sometimes, but it will never die. And there’s nothing you can do about it…”