Lo nuevo de Grizzly Bear, a punto de ver la luz

Cuando muchas bandas pasan un tiempo retiradas o enfrascadas en la preparación de sus nuevos trabajos, es habitual que llegue un momento en el tiempo en que todos esos grandes regresos se acumulen y tanto público como crítica se vean en la bendita ¿problemática? de tener poco tiempo para ponerse al día con tanta música. Entre esos retornos se va a producir el de Grizzly Bear, cuyo último álbum se publicó hace ya cuatro años y probablemente recordéis que se trataba de aquel sobresaliente Shields, que con todo merecimiento se coló en la mayoría de listas de los mejores discos de 2012.

En aquel momento, los de Brooklyn se encontraban tan ocupados, que al terminar su extensa gira dejamos de tener noticias suyas con regularidad, hasta hace unos meses, cuando supimos que estaban de vuelta en el estudio. Hoy hemos vuelto a tener noticias al respecto, pues han publicado en twitter que el disco está ya completo al 90% y que prometen no volver a hablar más del tema hasta que podamos escucharlo.

Este nuevo álbum sería el quinto largo duración de una de las bandas fetiche de la escena indie americana, tras una impecable trayectoria formada por Horn of Plenty (2005), Yellow House (2006), Veckatimest (2009) y Shields (2012).