Liam Gallagher y Coldplay, unidos en el homenaje por las víctimas del atentado de Manchester

El concierto en homenaje a las víctimas del atentado terrorista en Manchester adquirió aún más relevancia tras los nuevos ataques de la noche anterior en Londres, y unieron a artistas y público británico en un rotundo NO al terrorismo. Fue una cita especial, llena de emoción y sentimientos, y que musicalmente también tuvo momentos para el recuerdo.

Uno de ellos lo protagonizaron Liam Gallagher y Coldplay, dos auténticos gigantes de la música, que se unieron en esta noche única para interpretar el himno de Oasis Live Forever en formato acústico, con Gallagher a la voz y Chris Martin a la guitarra.

Pero no fue la única canción de la banda procedente precisamente de Manchester que pudo escucharse en esta cita, ya que de nuevo Coldplay interpretó Don’t Look Back In Anger junto a Ariana Grande, y es que precisamente esta canción se ha convertido de nuevo en un símbolo después de que los habitantes de Manchester la entonasen durante el homenaje popular a la víctimas al día siguiente del terrible atentado.

Os dejamos con este inolvidable momento.