Liam Gallagher “canta” en el Santiago Bernabéu

Nada más bajar las escaleras para encontrar mi asiento diviso a Liam Gallagher o lo que podría ser un doble suyo… pero al acercarme compruebo que sí, que efectivamente es Liam Gallagher, ex cantante de oasis e icono del brit pop en los 90. Me hago una foto con él desde mi móvil y veo que casi nadie se percata de su presencia.

A la media hora de comenzar el partido se levantó y prácticamente ya no se sentó más. Cantaba a gritos los cánticos de los seguidores del Manchester City, sin darse mucha cuenta que él, y sus 10 amigos estaban en una zona de espectadores del Real Madrid.

Hasta el descanso todo bien (por cierto, momento en el que pude ver sus ojos y comprobar su estado de rojez explosiva), pero una vez el Manchester marcó su primer gol empezó el espectáculo. Se fue corriendo escaleras abajo hasta pie de campo, donde abrazó a un miembro de seguridad y luego intento besarle sin éxito, ya que éste le apartó la cara. Después escaleras arriba a bailar a chillar con sus amigos mientras los espectadores de detrás se quejaban por no poder ver el partido. Con el gol del empate muchos aficionados le recriminaron su actitud chulesca y alborotada, pero Liam se limitó a aplaudir el gol del equipo contrario, esta vez casualmente sentadito.

Con el segundo gol del Manchester más de lo mismo, incluso Liam se puso delante de los antidisturbios, a bailar y brazos en alto, y más bailes de pie y gritos.

Los últimos dos goles del Real Madrid que dieron la vuelta al resultado calentaron a los aficionados madridistas, que se acercaron más y más a Liam y sus amigos (no era sólo él que llevaba los ojos rojos), hasta que la policía tuvo que escoltarles por su seguridad a él y dos amigos fuera del estadio, no expulsarle como otras noticias se hacen eco, y además fue al final del partido.

En realidad tampoco fue para tanto, lo que si sorprende (más que el nivel de rojez de sus ojos) es su excesiva actitud fanática con el Manchester City, equipo del que siempre reconoció desde muy joven ser fan.

Liam, yo te “perdono”, me caes bien.

Síguenos en Facebook:

¡Y también en twitter!