La increíble urna donde descansan los restos de Prince

Prince - CRAZYMINDS

No podemos dejar de recordar a Prince, quien nos dio lo mejor de su talento entre los años 80 y 90, y que cuando parecía que volveríamos a verlo, incluso él mismo lo pensaba, el irresponsable consumo de sustancias para mantenerse despierto acabó provocando su desafortunada muerte. Aunque si somos justos, el artista nunca se fue, siempre estuvo creando pero la industria musical tan dada a olvidar no parecía tan dispuesta a devolvernos a primera página a uno de los mejores músicos, tan distinto en el momento en el que destacar por ser diferente y ser creativo no era malo, y por supuesto, debemos recordarle como creador, por mucho que se perdieran pleitos en los crueles pasillos de los tribunales que hicieron que no pudiera tomar decisiones acerca de su propia música.

Su muerte nos ha traído noticias de todo tipo: que si su primera mujer ha publicado un libro autobiográfico, que si sus mascotas (lógicamente) echan de menos a su dueño, y mientras esperamos si algo de su material inédito se edita a la espera de su trágico primer aniversario, hoy conocemos cómo es el lugar donde descansan sus restos.

Y es que la semana pasada se abrió la finca de Prince, Paisley Park, donde ya en el primer día se reveló que los restos del artista fueron expuestos en una urna para que todos sus fans y admiradores pudieran verlo. Si bien se señaló en un principio que solo serían tres días, las informaciones de hacer un museo en su casa con su figura y las contrataciones que han realizado con empresas para transformar el lugar hacen prever que más pronto que tarde estemos ante un santuario en el que los fans del todo el mundo podrán visitarlo.

Así, después de saber que la urna ha sido realizado por  Tyka Nelson y President Nelson (la hermana y el sobrino de Prince) en colaboración con Foreverence (empresa encargada de hacer urnas personalizadas), podemos admirar cómo es la misma, y es un gran homenaje a Prince y su figura.

 

Solo nos queda desear que estos homenajes que se suceden al artista hagan que generaciones futuras recuerden una de las figuras claves de la música, y que podamos estudiar su legado con menos tristeza que la que nos provocó su repentina muerte.