La curiosa historia de The Wrens y su nuevo disco

The Wrens - CrazyMinds

The Wrens han confirmado que su nuevo disco ya está preparado. Esto podría ser una noticia más de las muchas que tenemos a lo largo del año sobre nuevos lanzamientos de multitud de bandas. Pero el caso de esta banda de Nueva Jersey es muy diferente. Y es que desde que empezaron a tocar juntos a finales de la década de los 80 hasta hoy, diversas circunstancias de todo tipo han hecho que esta banda sólo haya podido sacar tres álbumes, más este que se espera para este año que sería el cuarto.

Para los que no conozcáis la historia, os haremos un pequeño resumen. Charles Bissell, los hermanos Greg y Kevin Whelan y Jerry MacDonald se juntaron a finales de los 80 y formaron la banda. Muy pronto, hicieron un primer single que nada más llegar al sello Grass Records les consiguió su primer contrato, tras el que lanzaron rápidamente sus dos primeros discos: Silver en 1994 y Secaucus en 1996, con los que consiguieron un gran éxito tanto de crítica como de público.

Es en este punto cuando comienza la mala suerte. Para empezar, su sello es comprado por un nuevo propietario que lo único que quiere hacer es empezar a lanzar canciones que tengan éxito en las radios y listas de éxitos, con los que la música de The Wrens no encajaba bien en esta nueva estrategia. Tras muchísimos tira y afloja, la banda se quedó tirada, sin contrato, sin promoción para sus dos discos y sin los derechos de los mismos para poder publicarlos de nuevo.

Ante esta situación, no tuvieron más remedio que buscarse trabajos y dejar de lado su carrera musical. Además, siguieron adelante con sus vidas personales y el que es su principal compositor, Charles Bissell, tuvo una crisis de confianza en su capacidad como compositor que le hizo descartar prácticamente todas las canciones que componía, hasta que finalmente en 2003 se decidieron a lanzar su tercer disco, The Meadowlands.

De nuevo, la banda volvió a gozar del favor del público y de la crítica, lo que hacía pensar que a lo mejor retomarían su carrera en serio, pero no fue así ya que decidieron mantener sus trabajos. Ahora, 12 años después, nos sorprenden con el anuncio de que su nuevo disco está preparado, una noticia que, como no podía ser de otra forma, ha sido recibida con cierto escepticismo por parte de los seguidores de la banda.

Sin embargo, Bissell insiste en que es realidad y muy pronto podremos disfrutarlo. ¿Pondrá este álbum fin a la mala suerte del grupo? Esperemos que sí.