Krist Novoselic (Nirvana) junto a The Vaselines interpretando Jesus Doesn’t Want Me For A Sunbeam

THE VASELINES

3 de septiembre, Bumbershoot Festival, en Seattle. Sobre el escenario los escoceses The Vaselines. Hasta aquí todo normal. Hasta que su vocalista anuncia la subida al escenario de Krist Novoselic, bajista de Nirvana. Se desata la euforia. Juntos interpretan ni más ni menos que Jesus Doesn’t Want Me For A Sunbeam, un tema al que ambas bandas están especialmente unidas.

Aquellos que vivisteis el auge de Nirvana recordaréis que la canción sonó en el unplugged de la banda en Nueva York, donde Kurt Cobain la presentó como “una versión de una antigua canción cristiana, creo. Pero voy a hacerlo a la manera de The Vaselines”. El tema lo grabaron originalmente The Vaselines para su EP de 1988, Dying For It, bajo el título Jesus Wants Me For A Sunbeam como una parodia al himno infantil cristiano ‘I’ll Be A Sunbeam. La canción no era muy popular hasta que la volvieron a grabar en 1992. Además de la versión unplugged que hizo Nirvana en su día, en 2004 se editaron dos más: una en eléctrico y otra en acústico y se incluyeron en el disco With The Lights Out.

Ataque de nostalgia le daría a Novoselic, que actualmente está retirado de la música, aunque en los últimos años se ha ido reencontrando con el legado de Nirvana. En 2010, por ejemplo, apareció en un secret show que ofrecían Foo Fighters en California.

Así fue el momento: