Kevin Shields (My Bloody Valentine) carga contra su exclusión de los Mercury Prize

My Bloody Valentine
My Bloody Valentine

La semana pasada, pudimos conocer la lista de nominados a uno de los premios musicales más prestigiosos del panorama musical, los Mercury Prize, que este año tienen a bandas como Arctic Monkeys, David Bowie, Foals o Disclosure entre sus posibles ganadores. Sin embargo, ya sabemos cómo son estas decisiones, ya que cada uno tiene sus gustos y considera que sobra o falta alguien. Y en el caso de las bandas, hay quien lleva mejor o peor que su disco haya sido elegido o no.

Sin ir más lejos, Kevin Shields, líder de My Bloody Valentine, se ha mostrado muy crítico en las páginas de The Guardian con la decisión de dejar mbv, primer disco de la mítica banda en 22 años, fuera de esta selección. “¿No es Mercury una compañía telefónica o algo así? ¿Qué tiene eso que ver con la música? Estamos censurados por ellos, ¿sabes por qué? Porque no estamos ni en Amazon ni en iTunes. Resulta que ese es un criterio clasificatorio. Tienes que tener una gran distribuidora o estar en estas plataformas”.

El caso es que My Bloody Valentine optaron por publicar el álbum por su cuenta, y eso les elimina, justa o injustamente, de estos premios. “Es interesante aprender que ser tan independiente como nosotros es virtualmente ilegal. No tenemos un disco real. Y no es real porque es independiente. El corporativismo ha llegado a tal punto que básicamente nos han dicho que no existimos, que este álbum técnicamente no existe y no se le permite existir de acuerdo al Mercury Prize”.

La reflexión de Shields es, cuanto menos, interesante. ¿Debería ser condición indispensable tener una distribución masiva para optar a este tipo de premios? ¿No sería mejor que, precisamente, estos premios ayudasen a discos independientes a llegar a un público mayor?