Kendrick Lamar y Janelle Monáe celebran el 4 de julio con los Obama

Cuando quedan tan sólo unos meses para que termine su periodo como presidente de los Estados Unidos, está claro que Barack Obama es una figura carismática y será recordada como tal. Muchos son los artistas que a lo largo de sus 8 años como presidente han demostrado su admiración y apoyo a su figura política.

Como sabéis, ayer se celebraba el Día de la Independencia de Estados Unidos, y como buen presidente, Obama organizó una fiesta en la Casa Blanca para celebrar el 4 de julio. Debido a esta especial relación que tiene con muchos artistas, Kendrick Lamar y Janelle Monáe fueron los encargados de amenizar musicalmente la velada. Lamar interpretó canciones como Bitch Don’t Kill My Vibe, Alright y Swimming Pools, mientras que Monáe se animó con una versión de Prince, Let’s Go Crazy, haciendo un emotivo homenaje al desaparecido artista.

Además, Obama tuvo palabras para ellos: “Son unas grandes artistas. Pero también tengo que deciros que he tenido oportunidad de conocerles, y además de ser unos increíbles artistas, con mucho talento, populares y que hacen grandes cosas, también son muy conscientes de sus responsabilidades y obligaciones. Ellos dedican un montón de tiempo y esfuerzo para apoyar causas que son importantes. Y por ello estamos muy orgullosos“.

Por ahora, no hemos conseguido imágenes de la actuación, pero sí de la anécdota de la jornada, cuando Obama, Lamar y Monáe unieron sus voces para cantar el cumpleaños feliz a la hija mayor del presidente. No está mal que estos artistas te feliciten así por tu 18º cumpleaños, ¿no?