Jack White lleva al directo un rocambolesco show basado en una pandemia

A Jack White hay que quererle por muchas razones. Fue glorioso con The White Stripes, todo lo que toca lo hace oro y además, le sobra imaginación. De hecho, esta apariencia a veces fantasmagórica que nos ofrece Jack le ha llevado a organizar un secret show de lo más peculiar: Como si de una expansión vírica se tratase.

Se sabía el sitio pero no se sabían muchos más datos. Tras una dirección de una clínica fundada en 1926 localizada en el centro de Londres y gracias a la afamada compañía de teatro Punchdrunk organizó un concierto de lo más peculiar, dónde los 100 afortunados asistentes pudieron oír los temas de su recién estrenado trabajo Lazaretto, ataviados como un ejército zombie, claro.

La verdad que nos morimos de envidia de ver la teatralidad que tenía la puesta en escena y las ganas de que Jack White visite nuestro país son inmensas.