Jack White admite que no habla con su ex-compañera Meg

Es más, incluso llega a decir en unas declaraciones recientes a Rolling Stone que no cree que nadie lo haga. “Meg es una ermitaña y cuando vivíamos en Detroit, si quería hablar con ella tenía que coger el coche e ir a su casa”, afirma.

En cuanto a lo musical, Jack comenta que tampoco era muy efusiva cuando en el estudio o en los ensayos conseguían dar con la tecla adecuada. “Meg no es de las personas que chocan los cinco”.

Quizás sean estas situaciones las que provocaron su posterior interés en formar bandas con amiguetes (The Raconteurs, Dead Weather) y sus múltiples colaboraciones con todo tipo de artistas (Loretta Lynn, Alicia Keys o Wanda Jackson).

Aunque también tiene tiempo para reconocer, eso sí, que cuando tocaban juntos no podía creer que estuviera al lado suya en el escenario y que ella no sabe lo inspiradora que era para él.

Tener un disco en solitario en el horno (Lazaretto se publica el 10 de junio) puede que tenga algo que ver con estas declaraciones sobre Meg, que por otra parte no dice esta boca es mía (aunque por lo dicho por Jack, dudamos que lo haga).