Jack Daniel’s muestra su lado más dulce y descarado con su Tennessee Honey

JACK DANIEL'S TENNESSEE HONEY

Aunque llevan más de un siglo y medio alegrando nuestros paladares con su inconfundible whisky de Tennessee, desde Jack Daniel’s todavía consiguen encontrar formas de sorprendernos. La última ha sido mezclar su Old No.7 original con un licor de miel para dar como resultado el Jack Daniel’s Tennessee Honey, que quizá sea la pieza más descarada dentro de todo lo que nos pueden ofrecer. Y es que, a pesar de respetar la tradición que hace que su receta original se mantenga inalterada desde sus comienzos, estas pequeñas variaciones hacen que podamos disfrutar sutiles y nuevos matices.

Si unimos la tradición que dice que se sigan utilizando desde los comienzos los mismos barriles fabricados a mano, el mismo agua pura extraída del manantial Cave Spring, la misma variedad de carbón empleada para el filtrado y las mismas variedades de cereales, este ligero toque que le da el licor de miel nos hace encontrarnos con un licor de whisky equilibrado con toques especiados y un acabado liso pero amable.

Además, seguro que si cierras los ojos te acuerdas de la icónica botella cuadrada que siempre acompaña los productos de Jack Daniel’s, y con esta novedad queda especialmente bien gracias al llamativo color ámbar de la bebida. Seguro que lo disfrutarás si te gusta una textura ligeramente acaramelada pero con carácter.

Y sobre todo, ahora que empieza el buen tiempo, te recomendamos que lo sirvas muy frío, por ejemplo tras haber sumergido la botella durante unas horas con hielo, y por supuesto, nada de experimentos, un tradicional on the rocks o con un poco de limonada, solo de esta forma podrás degustar toda la textura y sabor que nos llevan ofreciendo desde hace ya 150 años. Para que te hagas una idea, las propias abejas aprueban este nuevo producto, y si no te lo crees, mira el siguiente vídeo…

 

* Post Patrocinado