How to Dress Well – Total Loss

HOW TO DRESS WELLR&B en sus términos menos convencionales o, quizá, indie, pop con elementos de R&B y algo de electrónica. En la línea de Frank Ocean o The Weeknd, se trata de un R&B más sofisticado y experimental, un R&B más contemporáneo con melodías extraordinarias y magníficos falsettos. Detrás de How to Dress Well se esconde Tomas Krell, un joven estudiante de filosofía, cantante y productor.

Krell se ha mantenido fiel a sí mismo tras su debut Love Remains, experimentando, haciendo lo que le gusta, y el resultado es su trabajo más íntimo. Tras las experiencias de estos últimos años, el título Total Loss no podía haber sido más acertado para describir de qué trata un álbum tan personal como éste. La depresión de su madre, que acabó sufriendo él también, la muerte de su mejor amigo y la de su tío dejaron a Krell destrozado. En la canción Set It Right se acuerda de todos aquellos que ya no están en su vida o que no están de la manera en la que lo estuvieron un día y los va nombrando uno a uno, a todos los echa de menos. Especialmente emotiva es la parte en la que se acuerda de su madre (“Mamma I miss you”).

Krell saca en su segundo disco todo lo que llevaba dentro: sentimientos de culpabilidad, miedos, esperanzas, ilusiones, desilusiones,… Aunque algunas letras son algo ambiguas, Krell nos revela sus sentimientos más íntimos, confesiones desgarradoras, y es que de todo ello aprendió, de alguna manera, consiguió encontrar cierta satisfacción en ese dolor.

When I Was In Trouble es la encargada de abrir el disco, el piano es el gran protagonista, de fondo se oye lo que parecen las olas del mar y entonces la sensibilidad de su voz y de sus letras. Ya desde el principio hace referencia a su madre: “dear mama, did you try to tell me everything was gonna be safe?”. En Cold Nites escuchamos a un Krell frustrado, enfadado consigo mismo pero que, a pesar de sus fracasos, sigue adelante (“but I keep on doing it, ain’t gonna stop until we’re through with this”). Say My Name Or Say Whatever empieza con las palabras sacadas del documental Streetwise de un adolescente que vive en la calle: “I love to fly. It’s just you alone. You’ve peace and quiet, nothing around you but clear blue sky. No one to hassle you. No one to tell you where to go or what to do. The only bad part about flying is having to come back down to the fucking world.” Esta es la visión trágica y depresiva de Krell, se nota la impotencia y la frustración en cada nota, en cada verso que canta con esos tonos agudos, en sus letras, cortas pero increíblemente intensas. En Struggle se dirige otra vez a su madre utilizando los versos de la primera canción (“You were there for me when I was in trouble. You could understand for me that life was a struggle”). World I Need You, Won´t Be Without You (Proem) a modo de interludio instrumental, presenta un final espectacular con violines. A pesar de todo, Krell es un sentimental y entre algunos de sus versos descubrimos algo de optimismo. Desde su blog nos quedamos con esta preciosa frase: “Love is a miracle, like, as far as I can tell, it almost shouldn’t be possible, but it transpires sort of in spite of the the world”. & It Was You es su tema más optimista, positivo y movido.

 

Según una entrevista a Pitchfork, How To Dress Well ya está trabajando en su tercer álbum, el cual será más acústico que los dos anteriores. De momento, podemos disfrutar de su segundo disco, Total Loss es una obra de arte, un trabajo de una sensibilidad devastadora.

 

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 8,5/10