Génesis (2006) de Bernard Beckett

Editorial: Salamandra, 2009

Ambientada en un futuro no muy lejano, una estudiante, Anaximandro, se presenta al severo examen de ingreso de la Academia, el órgano de gobierno de la utópica sociedad en la que vive. A lo largo de varias sesiones, las preguntas del tribunal suscitan cuestiones éticas y filosóficas que la llevarán a descubrir una verdad que hará tambalear todo su mundo… y poco más conviene revelar sobre el argumento, porque como nos advierte su contraportada, corremos el riesgo de arruinar la lectura.

Su autor, que nada tiene que ver con el escritor Samuel Beckett, es uno de los más prestigiosos escritores neozelandeses y su obra ha sido galardonada en numerosas ocasiones. Génesis se gestó durante el año que Beckett dedicó a investigar en el “Allan Wilson Centre for Molecular Evolution” y se convirtió en un gran éxito; ha sido traducida a veinticinco idiomas.

Tanto su argumento como su desenlace son totalmente originales, mención especial a este último, uno de los más sorprendentes que he leído en mucho tiempo. No sabría si tildarlo de thriller filosófico (¿existe este género literario?) o de novela sci-fi fatalista, en la línea de 1984 de Orwell o Un mundo feliz de Huxley. En cualquier caso, me resulta difícil etiquetarlo; su ciencia-ficción humanista y filosófica es realmente entretenida y apasionante, y casi puedo garantizar que lo leerás de un tirón, entre otras cosas porque no tiene un gran número de páginas. Respecto a esto último: hay muchas personas que tienen la absurda creencia que un libro delgadito no puede contar nada importante o interesante, ¡craso error! No hay que tener prejuicios con los chiquitines, porque como a muchas otras obras, a Génesis no le hace falta ni una página más para ser una gran novela .

Para los más tacaños o tocados por la crisis, señalar que existe una edición en bolsillo muy económica editada por Quinteto. El dibujo de la portada de ambas ediciones es muy acertado para despistar al lector (cuando leáis el final descubriréis por qué). Y un aviso para aquellos que siempre dicen “esperaré a que hagan la peli”: este libro no puede adaptarse al cine o al teatro, y el por qué… ¡también lo descubriréis al final!

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 9/10