Friendly Fires habla de sus últimas turbulencias

FRIENDLY FIRES

No todo son vino y rosas en la carrera de un grupo musical, y Friendly Fires son un ejemplo de ello. Hace unos meses perdieron a su trompetista de 27 años, Richard Turner, a causa de un ataque al corazón, y semanas después, el escenario del Pukkelpop en Bélgica se venía abajo matando a cinco personas a causa del fuerte viento. Muchas emociones fuertes en poco tiempo, por lo que la banda se encontraba en un estado de shock continuo. Después de la tormenta, han decidido hablar, y expresar todo lo que sienten y lo que ha pasado por sus cabezas en los momentos difíciles.

En declaraciones a la revista Spinner, Ed Macfarlane, vocalista de la formación, declaró que “estuve tocando con Richard en Estambúl, e irónicamente, la última vez que lo vi fue cuando estaba en la piscina del hotel. (Richard Turner falleció mientras nadaba). Todos estábamos profundamente consternados. Y más tarde, el incidente en Pukkelpop. Fue un momento totalmente surrealista. No fue un lugar muy agradable para estar.

A pesar de los contratiempos, la banda pensó que lo mejor era continuar con la gira establecida. Ello sirvió para mantener la cabeza ocupada, y de paso, promocionar Pala, su último trabajo.

Realmente no tengo tiempo para sentarme y pensar sobre lo que pasó“, añade Macfarlane. “Estamos en constante movimiento. Aprovecharemos todo lo que podamos la promoción del nuevo trabajo, para evadirnos.”

Lo cierto es que desde mayo, llevan de gira sin parar, con una extensa promoción encima. Por ello quisieron recordar también el incidente que les llevó a cancelar una actuación en Toronto, que incluso acabó con el ingreso del batería Jack Savidge en el hospital. En aquel momento, Macfarlane declaró:

Acabo de tener un colapso nervioso. Esto se debe a toda la presión sobre el nuevo trabajo, las nuevas canciones, la nueva banda, todo. No descanso lo que debiera, ni como en condiciones, y todo me ha afectado, al igual que a Jack.”

Prometieron a sus fans recuperar aquel concierto fallido de Toronto, y ahora, meses después, concretamente el 23 de octubre, intentarán que todo salga bien. Sienten que son una nueva banda, en su forma de ser y actuar, y así quisieron dejarlo ver: “Ahora es como si no pensáramos en las canciones. Simplemente subimos al escenario y nos dejamos perder. En mi opinión, nuestros mejores shows son cuando no podemos recordarlos, ya que nos encontramos en una especie de trance. Creo que ahora mismo estamos a ese nivel“, finalizó.

Esperemos que la tranquilidad se instale en el grupo de manera que podamos disfrutar de su directo.

Escrito por
Más de Carlos Morán

John Frusciante no acudirá a la gala del Rock and Roll Hall of Fame

John Frusciante, ex guitarrista del grupo californiano Red Hot Chili Peppers, no...
Leer más