Fin de semana lesbiano en Murcia

Fecha: 17 y 18 de diciembre.

Lugar: Sala Stereo (Murcia).

La Sala Stereo de Murcia no podría haber dado cierre de mejor forma a su ciclo de conciertos Las Noches Sonoras en la que han participado grupos como Havalina, Polock, Fuel Fandango o Dorian, entre otros. El grupo elegido para poner la guinda final es de esos grupos con los que el público de Murcia se siente muy a gusto, los barceloneses Love Of Lesbian.

Después de una gira de infarto de promoción de su ultimo disco de estudio 1999 que vio la luz en 2009, conocedores de las ganas del público de seguir disfrutando del impecable directo de la banda, la brillante calidad de las letras y la envolvente melodía de sus temas, Santi Balmes ha decidido realizar una serie de conciertos en formato acústico por salas de aforo reducido por todo el país. Al líder de “los lesbianos” le acompaña esta vez sólo Jordi Roig, el resto de los miembros de la banda descansan para su inminente entrada al estudio de grabación para dar forma al que será su séptimo álbum de estudio, que verá la luz entre los meses se abril y mayo de 2012.

Las entradas se agotaron en poco tiempo y, Stereo y Love Of Lesbian, ante la demanda incesante de entradas, decidieron repetir actuación un día más tarde de la que ya había programada. Las entradas para este segundo día se agotaron en poco más de 24 horas. Así se planteaba el fin de semana, dos conciertos acústicos de Love Of Lesbian y una sala abarrotada de gargantas dispuestas a corear los temas de esta banda que ya se han convertido en himnos generacionales. Vamos, lo que viene siendo un fin de semana muy lesbiano.

Las puertas de la Sala se abrían a las 23:00 horas pero se pudo ver gente haciendo cola desde las 17:00h (“primera fila vuestra obsesión”) y eso, a pesar del repentino frío que se pudo sentir este fin de semana en las calles de la capital del Segura.

Más de 450 personas se agolpaban frente al escenario esperando a que salieran Balmes y Roig para ofrece su espectáculo sin aditivos, conservantes, ni colorantes. Música en estado puro, música al desnudo. El formato acústico es donde se la juega una canción, donde se expone a que se le puedan ver las costuras, si las tuvieran. Todos estaban expectantes y, de repente, Santi Balmes desnudó sus canciones ante el público murciano.

Música de ascensores, Houston, tenemos un problema, Domingo astromántico, Universos infinitos o Un día en el parque compartieron protagonismo con los temas del disco que los ha catapultado al Olimpo, 1999. La gente enloquecía cuando sonaban los primeros acordes de canciones como, Las malas lenguas, Allí donde solíamos gritar o Segundo asalto. Parece difícil establecer el principio activo del éxito de la banda catalana. Parece que la sinergia entre melodías rotundas y letras inconfundiblemente bellas pero sin llegar a la obsesión por encajar sílabas donde la música no lo permite más el descaro y cercanía con el que presentan estos temas en directo hacen posible que uno acuda una y otra vez a sus conciertos si cansarse. Además, cada vez se reinventan y ponen humor a unas canciones cargadas de pasión y dolor post-desengaño amoroso.

Nos presentaron una descarada versión de El ectoplasta “interpretada” por Mariano Rajoy, Esperanza Aguirre y Carme Chacón, mientras que el cuñado Fernando pasó a llamarse Urdangarín (el astronauta ruso) en Villancico para mi cuñado Fernando. Porque, “con la que está cayendo hay que saber desdramatizar”.

La gran sorpresa de la noche (de las dos noches) fue la colaboración estelar de Austin Slack, El Niño Magnético, que con sólo 12 años hizo de magnífico partenaire de los catalanes, defendiendo con un talento más que sobrado y ni un ápice de nervios, varios temas de Love Of Lesbian como Noches reversibles o Incendios de nieve con una fender azul que se veía gigantesca entre sus manos, y con su ukelele nos deleitó con una magnífica interpretación de Te hiero mucho. Toda una sorpresa para quien no conociera a este jovencísimo talento habitual en los mejores concierto de la escena Indie en Murcia. El domingo se atrevió con Shiwa, tema que en un principio no iba a ser interpretada por los catalanes pero lo hicieron por petición expresa del público.

Para poner el broche final al concierto Santi y Jordi interpretaron el que, sin duda se ha convertido en un himno, Club de fans de John Boy.

Las niñas imantadas y los amantes guisantes de Murcia disfrutaron de un gran espectáculo que no decepcionó a nadie.

El domingo, tras las pruebas de sonido, Santi y Jordi charlaron con Crazyminds mientras el público se reunía a las puertas de la Sala Stereo, mañana podréis ver aquí la entrevista.