Feist sorprende a sus fans con un concierto en una iglesia de Harlem