Fallece Tony Scott, todo un icono del cine de acción

TONY SCOTT

El director británico Tony Scott murió ayer tras saltar desde un puente en Los Ángeles. Todo parece indicar que se trata de un suicidio: la policía encontró en su coche una nota escrita por él mismo con su intención de quitarse la vida. Según los testigos, fue sobre las nueve de la noche (hora española) cuando el realizador se lanzó desde el puente Vincent Thomas. Horas después, la policía recuperaba el cadáver en el puerto.

Tony Scott se convirtió en un icono del cine de acción a finales de los ochenta tras el éxito internacional de Top Gun. Después llegaría una prolífica carrera en el mundo del thriller con títulos como Revenge, Días de Trueno, A Quemarropa, Revenge, Spy Game, Déjà Vu, El Fuego de la Venganza, Asalto al tren de Pelham 123 o su última película, Imparable, muchas de ellas con Denzel Washington, quien se convertiría en su actor fetiche de los últimos años. También ha dejado su huella en el cine y la televisión gracias a la colaboración con su hermano Ridley, como en la reciente Prometheus o en las series Numbers o The Good Wife.