Entrevista Crazyminds con…Wild Beasts

WILD BEASTS

Unos minutos antes de su brillante actuación en el Día de la Música, tuvimos la oportunidad de hablar con dos miembros de Wild Beasts, concretamente Hayden Thorpe (voz, guitarra, bajo y teclados) y Tom Fleming (bajo, voz, guitarra y teclados). Accesibles y muy amables, esto es lo que nos contaron.

CRAZYMINDS: Bienvenidos a España. Es la primera vez que escuchamos Smother en directo en nuestro país. ¿Cómo describirías vuestro disco?

HAYDEN THORPE: Es más tranquilo que los otros discos. Hemos querido hacer un disco “sano”, si es que eso tiene algún sentido, reflejar los sentimientos en tu conciencia. Son canciones muy personales y se podría decir que el disco es más introspectivo que los otros. Quizá es porque hemos estado de gira los últimos años y no queríamos hacer el típico disco sobre estar de gira, que habría sido aburrido, ¿quién quiere oir sobre cosas así?. Hemos preferido buscar la belleza y algo sobre lo que hablar, que a veces es lo más difícil para un músico cuando has estado tanto tiempo de gira, ya que lo único que has hecho durante el año y medio anterior es estar borracho y cansado, con gente diciéndote continuamente lo que tienes que hacer, así que creo que lo que hemos hecho ha sido documentar y tratar de unir aquellas cosas que se ven amenazadas por este estilo de vida.

TOM FLEMING: Estoy de acuerdo con Hayden. Creo que aunque sea un disco tranquilo también encuentra su camino dance y bailable. Después del anterior álbum, éste era el paso lógico a seguir.

C: Una de las coas que más nos impresionan de vuestra música es la gran calidad de las voces. ¿Os salen de forma natural o habéis tenido algún tipo de preparación previa en conservatorio?

HT: Hemos estado en esta banda desde que éramos adolescentes. No, no hemos tenido formación y hemos aprendido cometiendo nuestros propios errores, de realizar nuestra propia exploración y ensayo, pasamos mucho tiempo intentando cosas nuevas. No tenemos un sonido predefinido que creemos que debamos seguir, es más una cuestión de experimentación sonora hasta que encontramos el sonido que queremos. Es más un sentimiento que otra cosa.

C: Two Dancers fue un disco muy aclamado tanto por crítica como por el público. ¿Es difícil ponerse a preparar un nuevo trabajo después de un éxito de estas características? ¿Habéis sentido presión?

TF: Creo que la gente siempre te dice que el próximo disco va a ser complicado. Cuando estábamos preparando Two Dancers, todo el mundo nos decía, “uff, el tan difícil segundo disco”. Ahora que hemos ido a por el tercero te dicen, “uy, éste sí que es difícil de verdad” pero, como banda, lo que nos gusta es hacer las cosas tal y como las sentimos, hacer cosas que nos guste hacer, así que al fin y al cabo nuestro trabajo es continuar haciendo lo que creemos.

En cuanto a la presión, creo que te viene más bien de pensar si realmente alguien va a estar interesado en escuchar tu nuevo trabajo. Desde luego que sentimos que algo ha cambiado, pero no para mal, no nos hemos sentido con una soga al cuello, estábamos convencidos de que esta “presión” era algo bueno ya que más gente estaba pendiente y conocía lo que hacemos. También sirve para que la gente indicada nos permita tener libertad para hacer lo que queremos, para hacer aquello que creemos que está bien. En definitiva, todos los discos son difíciles y fáciles al mismo tiempo.

C: En Smother podemos escuchar una gran influencia del sonido ambient. ¿Ha sido efectivamente una influencia a la hora de componerlo?

HT: La atmósfera, el ambiente, es algo así como la dimensión invisible de la música, no puedes describir lo que es, cómo funciona o qué efecto tiene, pero puede ejercer una gran influencia en la calidad final del disco.

C: ¿Es por ello que hay una canción titulado Invisible?

TF: Sí, trata sobre desaparecer de algún modo en tus propios lugares privados, sobre desaparecer de la faz de la tierra. Supongo que todas estas ideas de la música ambient siempre están flotando por nuestro disco. Por ejemplo, también las de la música dance, de la que intentamos captar su esencia sin entrar en los sonidos o percusiones típicas de este género, sin hacer que nuestra música pase a ser electrónica.

HT: Imagínate el sonido al salir de una discoteca. Puedes oir el eco de su sonido, pues digamos que lo que hemos intentado es capturar ese sonido en vez de el sonido del interior de la discoteca.

C: También podemos sentir cierta influencia de la música de los 80, ¿habéis escuchado mucha música de esta época mientras componíais el disco u os viene más bien de vuestra infancia?

HT: Desde luego hemos oido muchas bandas de los 80, como Kate Bush, por ejemplo.

TF: Creo que algunas ideas vienen de explorar música que en los últimos años se consideraba fuera de moda.

HT: Lo que ocurre con la música de los 80 es que fue una época en la que se produjo un boom de la música, se inventó la MTV y los beneficios fueron enormes, con lo que hubo muchas bandas inverosímiles que de pronto se encontraron con grandes presupuestos para grabar discos. Por tanto, hay muchísimo material de esa época para explorar.

C: Día de la Música. Un nuevo festival. ¿Qué esperáis de la reacción del público español?

TF: No sabemos qué esperar. Queremos dar un buen concierto y ofrecer nuestra mejor versión, como siempre hacemos, siempre intentamos recordar que estamos ante un grupo de personas y no una masa formada por muchas caras y tenemos que ofrecerles lo mejor.

HT: Uno de los mejores conciertos que hemos tenido fue en el Primavera Sound, que creemos fue muy bien. Además, nos gusta mucho el “humor negro”, y siempre pienso que los españoles entienden muy bien este humor, esta forma de saber reirse de lo trágico, y eso es algo que me fascina.

TF: Hay gente en Reino Unido que dice que somos algo así como una banda “visceral” a la que le gusta hablar de fluidos, de sangre, pero yo nunca he tenido esa impresión. En Reino Unido, la gente es muy tímida acerca de estos temas y esperamos que aquí el acercamiento a estos temas sea algo diferente y más abierto.

C: Smother suena elegante e intimista. ¿Creéis que funciona mejor en grandes festivales o en salas más pequeñas?

HT: No creo que eso importe realmente. Siempre quieres hacer un disco que aporte algo nuevo musicalmente hablando. Tomamos muchos elementos de la música dance y, por tanto, pretendemos hacer que la gente baile mucho y nos gusta que la gente también venga dispuesta a bailar mientras está en nuestros conciertos.

C: Es una pregunta difícil para cualquier músico pero, ¿tenéis alguna canción favorita dentro del disco?

TF: Es difícil decirlo, ya que antes de sacar el disco lo que intentas escuchar son los posibles errores para corregirlos. Realmente, no tengo una favorita, es como preguntar a un padre quién es su hijo favorito.

Escrito por
Más de Jorge Híjar

Bilbao BBK agota abonos y publica horarios (con polémica)

Como siempre ocurre con los grandes festivales, uno de los momentos más...
Leer más