En junio, El Día de la Música

Madrid tiene muchas cosas buenas, no hace falta decirlo, pero además hay 4 días de junio que engloba otras muchas más cosas, también buenas, por supuesto. Durante el penúltimo fin de semana de junio, tenemos música y festival. ¿Qué? El Día de la música. Y ¿dónde? En el Matadero.  El Centro de Creación Contemporánea por excelencia, el espacio destacado internacionalmente dedicado a la cultura contemporánea, un emplazamiento único en ciudad madrileña.

El jueves 21 se inaugura el concierto con Los Evangelistas, ofreciendo un homenaje a Enrique Morente. Atractivo ¿verdad?

Al siguiente día, viernes 22, El Día de la Música nos ofrecen un cartel difícil de olvidar e imposible de esquivar. ¿Estáis preparados? James Blake, St. Vincent, The Raveonettes, Azealia Banks, La Casa Azul, Twin Shadow, Bear in Heaven Sr. Chinarro, Tindersticks, Lee Fields & The Expressions, JD McPherson, Pegasvs, Zambri, Mendetz, Jane Joyd y Tammar. ¿Cómo se os ha quedado el cuerpo?

Siguiendo con el fin de semana y con el festival, nos vamos al sábado 23. Para empezar el día, de 11:30 a 16:00 horas actuaciones en directo. Toda una mañana de gratis ¿Qué? Si si, de gratis. Pero esto es sólo sesión matutina, empezamos la tarde con los increíbles Spoon y seguimos con todo este cartelazo de quitarse el sombrero: Mercuri Rev, Love of Lesbian, Maxïmo, Park, Fanfarlo, Metronomy, Christina Rosenvinge, Frankie Rose, Apparat, Alejandro Escovedo & The Sensitive, Boys, James Vincent, McMorrow, Star Slinger, Breton, Mikal Cronin, Julia Holterdavid, Thomas Broughton, La Muñeca de Sal y Francisca Valenzuela.

Pero no se vayan todavía, ¡aún hay más!

Las últimas tendencias en festivales es ayudar a la participación de éstos con la conciliación familiar, así pues, coge los niños –si todavía te quedan fuerzas- y participa de un precioso domingo con ellos en el mini día de la música, una alianza entre el minimúsica y el Día de la Música. Bonito nombre. El Matadero se llenará de actividades lúdicas, en el primer festival de Madrid que une música, diversidad, modernidad y educación en pintura, instrumentos, talleres, espacios de música y contacto con instrumentos musicales. Todo un mundo para los pequeños y todo un placer para los mayores acompañantes.

Con esto acaba el ajetreado y completo largo fin de semana, unos días que además de –como hemos dicho- tener un cartel admirable, unos precios dignos muy asequibles y unas ideas, que acorde con los tiempos que todos necesitamos, apoyan encarecidamente la sostenibilidad del medio ambiente, habiendo recibido el certificado Industry Green, un diploma otorgado a festivales como Glawstonbury, Love Box y Leeds.

Así que… los que os estéis programando la agenda de festivales de este 2012, guardaros del 21 al 24 de junio. ¡Esto promete mucho!