El VidaFestival 2015 se bautiza en las alturas de Madrid

El Vida Festival 2015 se puso de largo en un entorno muy adecuado. La quinta planta del Círculo de Bellas Artes tiene un modesto encanto y una ubicación de ensueño. Los dos comparten ambas cualidades.

El Vida es un festival joven que aguarda ser descubierto. La organización del festival jugó mucho con eso en la presentación de la edición 2015 en Madrid. Sugirieron detalles y mejoras, pero no tiraron de la cortina. Se guardan el efecto sorpresa para sus asistentes y aciertan de pleno.

Aun así, confirmaron el cartel del festival con mucha guasa bromeando con que no estaba cerrado todavía, nos dejaron los colmillos largos hablando de la nueva arquitectura de sus escenarios y nos hicieron soñar con la playa de Vilanova i la Geltrú, con su escenario playero.

Los nombres del cartel era una buena compañía para la cúpula del Vida. Con él esperan atraer a 10.000 visitantes. “Sólo 10000, que aquello es pequeño y no coge más peña“. Las Estrella provocaron que la rueda de prensa fuese más bien una charla con colegas peleándose por un abridor. El buen rollo general no hizo más que acrecentarse con las buenas noticias en forma de confirmaciones (o reafirmaciones) de grandes nombres como Primal Scream, John Grvy, Super Furry Animals, Andrew Bird o la electrónica a cargo de Red Bull Music Academy, con la presencia de gente como Krystal Klear o Tiger & Woods. Un tema que hemos analizado en profundidad en otro artículo publicado en Crazyminds.

Tras la presentación llegó el turno del birreo y de la música vintage de El Chico Biónico. Su DJ set nos rescató perlas de los Coasters o de los Sonics mientras las mejores vistas de Madrid sobrevolaban una terraza cerca del cielo. El círculo de Bellas Artes guarda tantos rincones por descubrir como este Vida 2015.

Cuando regresamos, Teenage Dj tenía entre manos una sesión refinada donde la calle y el glamour se entrelazaban en temas de satén endiabladamente adictivos. No se acababa la noche en ese set. La fiesta continúa en una sala Sol engalanada en honor del festival. Nos fuimos de allí achispados y con una imagen muy definida de la divertida experiencia que nos espera en Vilanova i la Geltrú del 2 al 5 de julio. Todo un recorrido por sonidos audaces y por carreras legendarias. No querrás estar en otro lugar.