El salto cualitativo del Low Festival tiene nombre: Kasabian

Kasabian

Tras una primera tanda de confirmaciones con grupos españoles, el Low Festival ha desvelado el que será su plato estrella en su edición para 2015: Kasabian. Sí, el grupo liderado por Tom Meighan y Sergio Pizzorno irá a Benidorm a intentar mejorar las opiniones de los fans y no tan fans por su último disco, 48:13. Parece que el Low está tomando una ligera ventaja con respecto a otros festivales.

Con más 10 años de vida, el grupo de Leicester volverá a nuestro país tras haber estado en casi todos los festivales importantes, como FIB, BBK o DCODE, para hacerlo esta vez en un festival de segunda línea que poco a poco se mete entre los “gordos” de España; utilizando la organización la misma estrategia que ya hiciera el Primavera Sound con Arcade Fire este año, es decir, quien quiera ver a Kasabian en España, el año que viene, solo podrá hacerlo en Benidorm, ya que será su única actuación en España.

La banda cuenta con cinco discos, y con un cambio bastante definido de uno a otro hasta llegar a 48:13. Todo empezó en 1999 cuando, bajo el nombre de Saracuse, comenzaron a grabar con Bedrock Studios, y ya para final de año salió su primer EP, el cual causó gran sensación entre los medios británicos, por lo que era el momento de sacar brillo al diamante en bruto que contaba la banda. Fue Chris Edwards quien, junto a ex guitarrista Chris Karloff, eligió el nombre del grupo; Kasabian significa “carnicero” en armenio. Ya sabéis una palabra nueva para ese futuro viaje a Armenia; cortesía de la casa.

Tardaron cinco años en publicar su primer CD, exactamente el 13 de septiembre de 2004, con críticas muy positivas tanto de pequeños blogs como de periódicos de gran tirada como Daily Mirror o The Guardian. Este disco les dio la oportunidad para poder tocar en 2005 en Glastonbury, pero aún les faltaba dar un paso más y ser conocidos, y fue gracias a su tercer single Club Foot (los dos primeros fueron Processed Beats y Reason Is Treason). La canción consiguió tal éxito que es una fija desde entonces hasta ahora en sus actuaciones, así como para diversas películas (The Guardian y Goal!) o videojuegos, como Tony Hawk’s Project 8 o Pro Evolution Soccer 5. LSF, mientras tanto, consiguió también bastante éxito siendo una de grandes recordadas dentro de la banda sonora del FIFA 2004.

La banda en este intervalo de banda en explosión tuvo muchos baterías, sin tener uno fijo hasta que abril de 2005 fue Ian Matthews quien se llevó el gato al agua, habiendo ya colaborada en más de una de las canciones de Kasabian. Al año siguiente, Oasis se llevó a los de Leicester como teloneros y eso les dio experiencia para poder componer y sacara la luz Empire, un disco que no tuvo la repercusión de su predecesor, pero que ayudó a que fueran nombrados por NME mejor banda en directo.

Cuatro años pasaron para que se publicara el siguiente álbum, West Ryder Pauper Lunatic Asylum, que tuvo como canción líder a Fire, sobre todo al ser usada como canción apertura para los partidos de la Premier League, y posiblemente esté en el top 3 del grupo. El disco tardó dos semanas en llegar al número uno y gracias al cual ganaron el Brit a mejor banda, así como mejor disco para Q.

El 16 de septiembre de 2011 la banda de Leicester publicaría su cuarto disco, Velociraptor!, pero con bastantes canciones ya publicadas tanto en programas de televisión como en festivales británicos (“Switchblade Smiles”, “Velociraptor!” o “Days Are Forgotten”). El disco, sería “nuestro OK Computer”, dijo Sergio Pizzorno en referencia al de Radiohead, pero se acabó convirtiendo más bien en un fiasco que en lo que el guitarrista dijo en un principio. Así que eso nos deja al presente, con la publicación de 48:13 hace unos meses, y el cual necesita que se cambie una opinión que por ahora no es que esté a la altura de sus anteriores discos.

Y para empezar, tendrán una oportunidad en España, y como se dice arriba, la única. En directo ya han demostrado más de una vez qué son de los mejores del panorama musical, pero ahora tienen que usar ese don para reflotar 48:13. Ahora mismo, el Low Festival con esta confirmación se ha situado en las posiciones altas de los festivales veraniegos de España. Solo el BBK, con Muse; y Primavera Sound, con The Strokes y Ride; dejando esa tercera posición a Low Festival, superando (pocas veces se puede decir) al Arenal Sound (La Roux).

Si se miran ediciones anteriores, se puede llegar a dos conclusiones. La primera, qué fijación por Placebo y Vetusta Morla tiene el Low (Cost) Festival; y segundo, que por ahora es uno los cabezas de cartel (por trayectoria e importancia) más gordos con los que ha contado el festival veraniego de Benidorm, aunque ya fueran en la edición de 2012 cabeza de cartel, pero en tres años que habrán pasado, su cotización ha subido de manera magistral. Cada aviso de canción nueva, que ya no disco, es algo que se publica en las zonas más importantes de los medio musicales y el carisma de sus dos líderes, sobre todo de Pizzorno, es muy para tener en cuenta en cada entrevista que conceden.

Puede que los otros dos cabezas de cartel no lleguen a la altura de Kasabian, pero si por ahí van los tiros, podemos estar ante un salto cualitativo del Low Festival que le acercaría a las posiciones de honor de nuestros festivales veraniegos; que ya dio un paso adelante el año pasado al superar en 15.000 personas su asistencia con respecto a la del año anterior, algo que parece que volverán a hacer y que, muy difícil que no pase, les haga llegar a los 100.000 asistentes en los tres días que tiene lugar dicho festival.

Kasabian está ante la oportunidad de seguir encandilando a conocidos y extraños, pero también se la dará al Low para dar un golpe en la mesa. No estarán solos, pero posiblemente sean uno de los protagonistas de dicha hazaña si se produjese. Ahora asimilar la alegría de ver los cuatro integrantes de Leicester en nuestro país y esperar a ver qué más sorpresas nos depara este 2015. Los rumores ya se han disparado como si fuera un duelo al más puro estilo Western, y la gente “pide” a Arcade Fire, Mumford and Sons o grupos de una talla mundial.