El álbum póstumo en solitario de Kurt Cobain verá la luz en el mes de noviembre

KURT COBAIN - CRAZYMINDS

No es la primera vez que vemos cómo grandes artistas como Freddy Mercury o Michael Jackson lanzan discos tras su muerte con canciones inéditas o editadas. El icono del grunge no iba a ser menos. El 6 de noviembre saldrá a la venta el álbum del líder de Nirvana, en este caso en solitario por primera vez en la historia.

El lanzamiento de este LP no vendrá solo, se hará en la misma fecha del lanzamiento del DVD del documental Montage Of Heck, del que llevamos oyendo hablar varios meses tras estar disponible en mayo en una edición limitada. El director Brett Morgen, fue quien investigando documentos para llevar a cabo el largometraje encontró el material para elaborar el disco. “No es un álbum de Nirvana, simplemente de Kurt Cobain y podrá sorprender con cosas que no esperabas de él”, se atrevió a afirmar Morgen. También pudimos escuchar hace unas semanas canciones inéditas de Nirvana antes de dar el salto a la fama con su grupo Fecal Matter.

107 casetes inéditos del líder de la banda de Aberdeen fueron los que encontró el director durante su investigación. Entre ellas se encuentran canciones íntimas, versiones inéditas como And I Love Her de The Beatles. Algunas de ellas sonaron en el largometraje de Morgen, otras, sin embargo, estarán disponibles en el disco. Sin embargo, no tienen título alguno ya que las cintas no tenían nombre.

El documental muestra cómo Cobain “era feliz creando música. Tenía un sentido de la felicidad, sus letras transmiten una sonrisa y un calor que puedes sentir viendo el documental”, enfatizó Morgen, quien ha afirmado que además de temas inéditos, podremos ver la cara oculta del cantante e incluso una comedia de rutina protagonizada por Kurt Cobain en la que él protagoniza todos los papeles.

No sabremos si estas canciones en solitario del grande de la escena grunge serán un éxito 21 años después de su fallecimiento, si resonarán como Lithium o In bloom, o bien si permanecerán como objeto de admiración para unos pocos melómanos.