Dolores: ruido estático en la presentación de Disco Póstumo

Fecha: 28 de Enero de 2012

Lugar: Sala Siroco (Madrid)

Poco antes de la apertura de puertas ya nos anunciaban que solo quedaban 14 entradas para el concierto de Dolores. La gente empezaba a llamar por teléfono a aquellos que todavía no habían comprado la suya pero apenas en un minutos alguien dejaba la cola llevándose las últimas dos entradas. Esa noche, la sala Siroco estaría llena.

El cuarteto madrileño presentaba su álbum debut, Disco Póstumo con el que han conseguido darse a conocer a una velocidad a la que pocos lo hacen, claro está que les habrá servido de ayuda el haber estado regalando este trabajo durante un mes desde Origami Records, la compañía que les ha fichado. Con este disco han sido elevados a la categoría de uno de los mejores grupos del año apareciendo en casi todas las listas publicadas en medios musicales.

Esta también era una buena ocasión para seguir haciéndose un poco de promo y nos ofrecían la posibilidad de una entrada especial que incluía el disco en vinilo o en versión cd. Muchos esperaban con la magnifica portada en la mano a que llegara el grupo que tanto prometía pero antes tendríamos el gusto de descubrir a Cerdito, grupo que ya figura en mi lista de grupos españoles que brillan en directo. Al oír a su vocalista no es difícil recordar en su voz los tonos de Sabina mezclados con un atrevimiento y una energía en el escenario que no hacía más que dejar el listón muy alto a los que le seguirían a continuación. Sus guitarras demostraron experiencia y control suficiente como para animar al público con su rock de toques psicodélicos, preciso y, vuelvo a destacar, a otro nivel.

Tras ellos Dolores subió al escenario lleno de cámaras en la primera fila y comenzaron su concierto con Kdr, tranquilos y sin muchos ánimos. Siguieron con Fiebre De, Temblor y No hay Lugar, que iban siendo introducidas por una Teresa Cobos un tanto anodina tras el teclado. Ella apenas se desmelenaba, el verla me hizo recordar a Paulita de Papa Topo, casi inmóvil tras el micrófono, aunque dudo que igual de tímidas. Ahora el estilo propio de Triángulo del Amor Bizarro pedía a gritos unas gotas de su fuerza.

Dejando las momentos de desafinados aparte, continuaron descubriendo una nueva canción, marcada en su setlist como HH. Teniendo en cuenta que su álbum solo posee diez canciones, este nuevo tema al que dijeron no haberle puesto nombre aún, ayudaba a que el concierto no quedara tan escaso. Tal vez, debido a lo mismo se lanzaron a tocar una versión Voces en la Jungla de Los Monaguillosh, grupo que surgió en 1983 publicando su primer EP precisamente con este sencillo. Un buen referente dentro del pop independiente español.

Volcán fue el tema que consiguió mover la sala acelerando el ritmo para acercarse al final con Cocodrilos de Marfil, Cortafuegos y Nicho/Loft. “Será la última canción, ya os imaginaréis por qué… porque no tenemos más” decía Teresa a lo que desde el público respondían: “¡Porque ya las habéis tocado todas!”. Ese era el ambiente. El ruido de su último tema, uno de los más contagiosos al escuchar el disco, en esta ocasión, cerraba su actuación frenando en seco. Desilusión por el contraste entre la entrega del grupo y la conexión que dejaba perder su vocalista. Salimos agradecidos de haber descubierto un nuevo nombre a recordar.

 

  • Jaime

    No dejo de pensar que esta gente no pinta bien. Tengo más información acerca de ellos y su talento se confunde con un barranco que veo a lo lejos, por que se pueden precipitar si siguen con actitudes como las que se filtran. Espero equivocarme.

  • Pingback: Dolores en las Redes. « estoyensocialmedia()