Desde Latinoamérica: Entre las calles lluviosas y las canciones de Andrea Balency.

ANDREA BALENCY

Andrea Balency es una chica francesa que, de hace un tiempo, reside en México, después de haber pasado también por Argentina.

 

Tal vez este aspecto sea una de las particularidades de su música, pues se puede escuchar influencia de ambos países en la instrumentación que ella utiliza. Esto hace que sus canciones tengan un sello de autenticidad, pues las calles, los recuerdos y la añoranza de su natal París se ven entremezclados con las influencias directas o indirectas que ha ido recogiendo en su andar por el continente americano.

 

Andrea conforma su trío en el 2009 en el Distrito Federal junto a otros dos músicos mexicanos: Jerson Vázquez en batería y Miguel Sandoval en el contrabajo. Con ellos edita de manera independiente su primer EP titulado Mizraïm”.

 

Este EP esta lleno de nostalgia; cada canción es como una calle solitaria esperando para ser andada, y en cada calle/canción, deambulan temas como la literatura, el mar, el tiempo y la soledad.

 

Su voz que susurra junto al piano, o al acordeón algunas veces, dice que “tiene miedo de sentir” (Una línea va), se pregunta “qué tengo que hacer para no caer” en Mout, y se contesta a sí misma en Laila Tiaba: “Tienes miedo de estar cansado”.

 

Su música evoca sonidos nostálgicos de las calles del gris y frío París y recuerdos de lluvia y melancolía, en ella importa más la imaginación que las palabras.

 

El sonido acústico hace pensar en un el clásico sonido de un “trío”, sin embargo esto es solo una cortina, pues de fondo hay algunas guitarras acústicas, infinidad de coros que parecen ser el eco de algún lamento escondido en el rincón de un recuerdo, campanas, percusiones y ruidos que no necesitan descripción porque perderían su sentido.

 

Tal vez, por su formación “clásica”, es que las melodías de su voz son frases de notas que suben y bajan por las calles de cada canción, saben bien su destino, conocen su andar y no deambulan al azar; son melodías bien estructuradas que no cantan a gritos, susurran en voz baja como una confesión necesaria.

 

Con un abanico que muestra algo de música clásica, folklore, jazz, rock y un poco de arte sonoro, Andrea Balency y su trío ofrecen este EP de seis temas en el que podemos encontrar algunas sombras de Antony & The Johnsons, PJ Harvey, Lhasa y El Guincho (de quien se ha declarado fan), entre otros.

 

Ahora precisamente acaba de lanzar un adelanto de su siguiente EP titulado Lover. El tema se llama El Desorden y pueden escucharlo en su páina web (www.andreabalency.tumblr.com). Esta canción ya de entrada llama la atención porque no aparece ningún piano y mucho menos tiene estructura instrumental cercana al trío. Al contrario, suenan arreglos de cuerdas y guitarras eléctricas, aunque su voz sigue estando cercana al susurro, al lamento más nostálgicamente dulce.

 

Sin duda, Andrea Balency Trío es un respiro de aire fresco en un circuito de música indie donde a veces la imitación, la redundancia o el desenfado toman importancia innecesaria. Sí, ella es independiente o “indie”, pero no por género, sino por su condición de no seguir modas, de no pertenecer a un género sino a la música.

 

Un aplauso para quien no teme arriesgar, ni confunde experimentar con “tomar a juego”.