Darwin Deez: Crónica de un concierto ‘buenrollero’ anunciado

DARWIN DEEZ

DARWIN DEEZ

FECHA: 9 de junio 2011

LUGAR: Music Hall (Barcelona)

Todo apuntaba a que Darwin Deez nos lo iban a hacer pasar bien el pasado jueves 9 de junio en la sala Music Hall de Barcelona. Su música, sus videos y Darwin Smith (vocalista y alma máter de la banda) desprenden buen rollo y lo que es más importante…lo contagian. Éste es su CONCEPT, que dirían los publicitarios. La banda basa su filosofía en esto, son buen rollo en esencia. Y en el buen rollo basan también, como no podía ser de otro modo, su espectáculo. A pesar de los nubarrones que cubren la ciudad de Barcelona estos días, los de Nueva York ofrecieron la fórmula secreta para hacernos pasar un rato de lo más divertido entre tanta nube gris.

Pero aunque han agotado entradas en todas las ciudades por las que han pasado, parece que en Barcelona sus fans o bien no son tantos o bien no han estado atentos a la visita de Mr. Smith y los suyos, pues el aforo no fue el esperado. A pesar de ello, los que estuvieron presentes pudieron gozar de un espectáculo original, curioso e insólito donde los haya.

Casi más de media hora tuvimos que esperar a que los chicos de Darwin Deez aparecieran en el escenario para llevarnos a las nubes directamente, aunque no a las grises precisamente. Pues el Up in the Clouds fue el tema escogido para dar el pistoletazo de salida a un show sin precedentes, donde lo más destacado, a diferencia de otros muchos conciertos, fue el paso de una canción a otra. Esas ‘pausas’ donde los miembros de las bandas acostumbran a entablar ‘conversación’ con sus fans o a ofrecer algún monólogo de agradecimiento, con mayor o menor gracia, son aprovechadas al máximo, exprimidas hasta la última gota, por estos cuatro chicos de Nueva York que se colocan las guitarras al son de música disco ochentera y después de una estudiada coreografía. Casi más esperados que su Radar Detector eran esos paréntesis cargados de buen humor, llenos de bailes grupales, algo kitsch, pero de lo más alocados y divertidos al son de música disco e incluso de bandas sonoras de películas a lo Ghostbusters. Tan maravilloso como bizarro, creativamente hablando, y que puede que pongan de moda. Todo esto amenizado con una actuación bastante pulcra en lo musical hace que Darwin Deez sigan sorprendiendo con todo lo que hacen y ganen adeptos. Ser original siempre es un punto a favor.

Eso sí, el peso de todo el show recaía una y otra vez en el carismático y atípico Darwin Smith, que apoyado por sus compañeros de banda, como un buen grupo de amigos que demuestran ser sobre las tablas, y da toda la impresión que también fuera de ellas, chapurreaba un español de lo más curioso. Y en el que lo más repetido fue el término: ¡MARCHA!. Así que ya os hacéis una idea de lo que pretendían ofrecer Darwin Deez.

Un poco más de una hora duró el espectáculo. Una hora en la que se repasó por completo el disco de debut de la banda y en el que nos regalaron un tema ‘hip hop’ que nos trasladó a los mismísimos Estados Unidos. Quien escribe no es muy amante de este género, pero de la mano de los de Nueva York, todo queda en algo bastante entretenido, incluso este tema. Celebrados fueron Bad Day y sobre todo su hit, el que los ha llevado al éxito, Radar Detector. Derrochando buen humor y gracia sobre el escenario, no se fueron sin ofrecernos un escaso bis compuesto por su Constellations. Pero es que no hay más repertorio por el momento. Todo se andará.

Si alguna vez, por un casual, me preguntan aquello de “¿Con qué celebrity te irías de fiesta y/o de ‘marcha’?”, no lo dudaré. Diré sin pensarlo que con los chicos de Darwin Deez. Con ellos la diversión está asegurada y el vocablo aburrimiento no cabe en su diccionario. Si no me creéis o queréis verlo y vivirlo vosotros mismos tendréis oportunidad de hacerlo pronto, nada menos que en el Ibiza Rocks el próximo 14 de junio, junto a The Vaccines y otros. Festival + Ibiza + Darwin Deez = ¡Fiesta asegurada! ¡Yo, si pudiera, no me lo perdía!