Coachella se mete en otro lío con la posible actuación de Kate Bush

KATE BUSH

La edición de Coachella de este año está teniendo más líos de los habituales. Por un lado, las acusaciones sobre la financiación que los propietarios del festival hacen de grupos anti LGTB y la controvertida homofobia de su principal inversor. Por otro lado, la obligada cancelación del concierto de Beyoncé como cabeza de cartel debido a su embarazo y su sustitución por nada menos que Lady Gaga. Y por otra, la anécdota del grupo de Nueva York que fue confirmado en el cartel y después declararon que ellos en ningún momento habían cerrado su participación con los organizadores.

Ahora, el nuevo pequeño lío tiene a Kate Bush como protagonista. Por lo visto, se les ofreció a los organizadores la opción de contratar a Bush para el festival, con el atractivo añadido de ser una cantante que apenas ha dado conciertos en las últimas décadas salvo la gira que hizo hace un par de años por su Reino Unido, pero fue rechazada porque, supuestamente, el público norteamericano asistente ni la conocería ni la entendería, ya que nunca ha tocado antes allí.

Esto no le ha sentado muy bien a la prensa británica, claro, y enseguida desde Coachella han salido a desmentir (a medias) el rumor, diciendo que claro que estarían interesados en Bush pero que en tan poco plazo ya no le podrían dar un papel estelar en el cartel, pero sí incluirla como una de las propuestas más delicatessen para el público más exigente. Desde luego, lo que nunca se han planteado en que hubiese podido ser una potencial sustituta para Beyoncé, algo que, sinceramente, podemos entender.

¿Estará Kate Bush finalmente en el festival californiano?