¿Ciencia o ficción? Top 5: Películas visionarias

MINORITY REPORT

Las mentes creativas han encontrado en el cine un espacio inmejorable para traspasar los límites de lo real y lo posible. Muchas han sido las películas que han ideado un hipotético futuro y que no se han dejado coartar por las limitaciones de la ciencia contemporánea a su producción. Décadas más tarde, hemos visto cómo algunas de las premoniciones fílmicas iban tomando forma y lo que un día fue ficción, ahora es realidad. Veamos cinco ejemplos:

Viaje a la Luna (George Méliès, 1902)

El ilusionista y cineasta francés dirigió las obras más mágicas del cine primitivo. Una de sus cintas, que representaba el viaje del hombre a la luna, se produjo más de seis décadas antes de que Neil Armstrong pusiera su pie en el astro vecino. Aunque es cierto que la puesta en escena con decenas de hombres ataviados con sombrero y paraguas, y metidos en un cohete espacial que impacta contra un ojo de la luna, dista bastante de la estética del viaje real. Así y todo, Méliès fue el primero de una larga lista de realizadores, en poner en fotogramas el antiguo sueño del hombre de viajar al espacio.

Metrópolis (Fritz Lang, 1927)

Esta película insignia del expresionismo alemán presenta por primera vez al ser-máquina (der maschinen-mensch), un androide con apariencia de mujer que lidera la sublevación de la explotada clase obrera contra los poderosos en una hipotética ciudad del siglo XIX. Sin duda, el cine ha servido de inspiración a la ciencia en el terreno de la robótica con personajes tan conocidos como C3PO de Star Wars, y en la actualidad esta tecnología alcanza un gran nivel de desarrollo. Aunque su uso no esté popularizado, se pueden ver en ferias y convenciones científicas máquinas con forma humana capaces de desempeñar tareas cada vez más complejas.

2001: Una odisea en el espacio (Stanley Kubrick, 1968)

Esta obra maestra de la ciencia ficción presagia el uso de mecanismos de telecomunicación que serían desarrollados años después como la videoconferencia o las tablets. El parecido entre los lectores de noticias espaciales utilizados en el film de Kubrik y los tablets es asombroso. Tanto es así, que en una de las batallas por los plagios y patentes de compañías de telecomunicaciones, Samsung ha acusado a Apple y su iPad de copiar la idea del director americano.

Gattaca (Andrew Niccol, 1997)

La película de Niccol plantea el dilema moral que se presenta en una sociedad donde los bebés se conciben por fecundación in vitro y con técnicas de selección genética para manipular y perfeccionar los genes del embrión. Dilemas como el de la exclusión de personas con defectos en su información genética, y propensas a sufrir enfermedades, no nos son ahora tan lejanos, ya que la selección de ADN en embriones, aunque todavía por evolucionar, es ya un hecho.

Minority Report (Steven Spielberg, 2002)

Si el mecanismo de la pantalla táctil se asemeja al de las pantallas transparentes usadas por Tom Cruise en la película de Spielberg, el año que viene empezará a comercializarse un dispositivo cuyo parecido a la tecnología de la cinta es mucho mayor. El aparato llamado Leap Motion es capaz de reconocer con precisión y velocidad los movimientos de las manos y otros objetos. El dispositivo permite además controlar objetos tridimensionales en la pantalla, lo que le otorga una apariencia, que aun hoy en día, parece sacada de una película futurista.