Alondra Bentley – Alondra Bentley Sings For Children It’s Holidays

ALONDRA BENTLEYTras tres años de silencio, la cantautora Alondra Bentley ha vuelto para embarcarse, esta vez, en un proyecto arduo y ambicioso: un disco de canciones para niños; porque, si existe un público difícil, aunque parezca mentira, ése es el infantil por diversas razones. Una de ellas es porque cualquier cosa que esté destinada a los niños debe convencer también a los padres. Otra es porque el ser humano comienza a desarrollar el espíritu crítico desde pequeño y éste dependerá de a lo que se le acostumbre desde la cuna y es que, como diría mi abuela, “las primeras sopas nunca se digieren”.

En estos diez temas, esta española de origen británico acaricia las melodías con esa suave voz que nos cautivó en su primer disco, Ashfield Avenue, una joya de carácter folk e intimista que se hace indispensable en la discoteca de cualquier amante de las voces femeninas. Una garganta sin trampa ni cartón, que, lejos de defraudar en los directos, podríamos incluso afirmar que se crece. Injustamente desplazada al Parque Joan Miró en la programación del Primavera Sound de 2009, donde ofreció una actuación inolvidable, merecía sin duda alguna un lugar en el Auditorio.

He de admitir que la segunda vez que escuché Alondra Bentley Sings For Children It’s Holidays me gustó más que la primera. Aún así, a pesar de que las comparaciones sean odiosas, no deja de ser un trabajo bastante más flojo que su opera prima, aunque la voz de esta artista sea una delicia cante lo que cante. Composiciones sencillas, agradables y sutiles muy adaptadas a su estilo personal que no sólo cumplen con su cometido de educar musicalmente a los más jóvenes, sino que gustarán igualmente a los mayores.

El rasgo más destacable de estas canciones es su homogeneidad, dado que no hay ninguna que llame especialmente la atención por encima de las otras más allá de las preferencias personales. Lo más positivo de estos temas es que son muy relajantes, familiares y para todos los públicos. ¿La parte negativa? Pecan de uniformes: no hay cambios de ritmo (ni siquiera de una canción a otra) ni en el qué ni en el cómo (claro que el carácter de las composiciones tampoco ofrece mucho lugar para virguerías interpretativas).

Éste se anuncia como el primero de los dos discos que tiene previstos sacar la cantante en 2012. Sinceramente, desde aquí preferimos a la Alondra para adultos, cargada de emoción, soledad, añoranza y tristeza.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 6,5/10