¿Alan McGee nos presentará una nueva era en la música?


Érase una vez un tal Alan McGee, músico y productor. Éste creó una compañía discográfica en el 83, junto a otros tales Dick Green y Joe Foster llamada Creation Records, en honor a una de sus bandas favoritas: The Creation de los años 60.

La compañía fue pionera en presentar bandas tan reconocidas como Oasis, My Bloody Valentine, The Jesus & Mary Chain, Primal Screen, Super Furry Animals, Teenage Fan Club o Saint Etienne. Después de tantos de éxitos, números uno y súper ventas, Alan McGee vendió su parte (el 50% de la compañía) a la multinacional Sony en 1999 y, por supuesto, se disolvió.

Casi 30 años después de la creación de Creation Records, el que fue uno de sus fundadores, y ya nombrado Alan McGee ha declarado, y después de pasar un verano en la industria haciendo “trabajitos” para el Tokyo Rock, que las mariposas de estar en el mundillo han vuelto a revolotear en su estómago, por lo que está pensando volver a coger las riendas de lo que fue Creation Records y volver a formarlo. O incluso, y esto sí son palabras textuales, renombrarlo como Re-Creation Records, ya que Alan piensa que la música está en un momento en que necesita que alguien le de una patada en las pelotas.

Esperaremos, a ver, si él tiene las suficientes para volver a crear lo mismo que hizo, con los mismos o nuevos artistas y en la situación que estamos. De momento, vamos a darle el beneficio de la duda.

¿Estaría bien un nuevo comienzo para la escena musical internacional? ¿Será el elegido para ser otra vez pionero en lo que él cree que sería otro principio en este mundo? ¿Vosotros que pensáis?