Adelanto del nuevo trabajo del cantautor gallego Emilio José

Cuando hablamos de música independiente nacional siempre se piensan en las mismas figuras o bandas, sin embargo, existe una música menos conocida para el gran público. Es el caso de Emilio José, un joven nacido en Quins (Orense) que, tras formar parte del grupo Apeiron, dio el salto a su carrera en solitario con el lanzamiento con Chorando Apréndese (2009) un doble CD homenaje a los clásicos de las letras y la música. Ahora vuelve con un nuevo trabajo de la mano de Foehn Records, , y amor, justamente eso es lo que trasmite este avance de menos de 20 minutos disponible al comienzo de la noticia.

Tras 6 años sin escuchar nada de este genio de la música gallega, este avance no deja a nadie indiferente. Música para activar el alma y el corazón. Una dulce voz te susurra en gallego a ritmo de pandereta y guitarra que recuerda a la esencia de la música brasileña. Algo de bossanova en Galicia. Esencia en gallego como trasmitía en su anterior LP, Chorando Apréndese, encontrábamos estos ritmos amazónicos en La samba de Inés, sin embargo, predominaba un ritmo underground en temas como Inverno, 6 de la tarde con algunos coros femeninos a cargo de la que también fue parte de Apeiron, Bélen.

Con apenas 18 años empezó el proyecto Apeiron junto a Álvaro y Belén, estos tres jóvenes desarrollaron un proyecto independiente único en la música gallega y en la música alternativa nacional: Todo Sigue Intacto (2002). Allí encontramos letras en castellano con una cuidada sensibilidad y dulzura en la voz de Belén y una psicodelia poco típica en jóvenes tan poco experimentados. Un experimento que dio lugar gracias a David Crespo de Balago, a un gran disco de principiantes para oídos experimentados.

La voz de Emilio José deja atrás la morriña gallega y nos saca a bailar, despierta alegría. Una alegría que recuerda a artistas como Joan Colomo en la escena catalana. Buen humor, energía y lengua autóctona. Mezcla explosiva y recomendable para oídos curiosos que, aunque no conozcamos aún título de la canción, este corazón de 20 minutos saca lo mejor de ti mismo.