A pesar de la petición del gobierno israelí, Günter Grass conserva su Nobel

GÜNTER GRASS

Después de criticar duramente al gobierno israelí por su armamento atómico, acusándolo de amenazar la “frágil paz mundial”, el viceprimer ministro de Israel declaró a Günter Grass “persona non grata” en  este país alegando no sólo sus acusaciones sino también el hecho de que el escritor había vestido uniforme de la SS. Asímismo, se pidió que se le retirara el premio Nobel que se le concedió en 1999 por un presunto antisemitismo.

 

Grass difundió la semana pasada a través de un diario alemán y otros medios internacionales, el poema “Was gesagt werden muss” (Lo que hay que decir) en el que difundía sus duras críticas en contra de Israel. Literalmente decía: “…envejecido y con mi última tinta: Israel, potencia nuclear, pone en peligro una paz mundial ya de por sí quebradiza”.

 

Esta actitud es algo bastante habitual en su carrera, ya que Grass siempre ha roto los habituales tabúes alemanes tanto respecto a su pasado nazi como a las críticas a determinados países, Israel entre ellos.

 

De hecho, el poema fue duramente criticado tanto por parte de políticos como de intelectuales alemanes, pero a pesar de esto, se ha calificado la postura israelí como exagerada y actualmente son más numerosos los apoyos que las posiciones contrarias a Günter Grass.

  • Anastasia

    Me parecería una locura retirarle el Nobel. Por supuesto es una provocación por su parte, aunque expresa lo que muchos piensan y no se atreven a decir por “no considerarse políticamente correcto”.
    La decisión me parece igual de acertada como la de no rendir homenaje durante los Juegos Olímpicos de Londres de este verano por la terrible desgracia sucedida en los JJOO de Múnich.