Yo, Estratosférico: “Potencialmente infinitos es un disco del que seguiremos orgullosos en diez años”

yo-estratosferico-crazyminds-es

Tan solo un año después de sacar Japonés hablado, el cuarteto que forma Yo, estratosférico nos ha sorprendido con el lanzamiento de un disco muy potente, pensado para hacernos disfrutar en directo y que es pura energía. Potencialmente infinitos es más una lista de singles que acaban funcionando como uno todo gracias a las letras de Jose (cantante), donde se pueden encontrar diferentes estilos melódicos que no dejan indiferente. Quisimos hablar con Diego (guitarrista) para que nos contase un poco más sobre el nuevo disco, cómo están llevando la promoción y qué sorpresas nos deparan en sus directos (el próximo será en la madrileña sala Contraclub el sábado 29 con entradas a la venta aquí).

El nombre del disco es muy optimista, ¿os sentís Potencialmente infinitos?

Estamos muy satisfechos con cómo ha quedado el disco porque ha sido bastante duro todo el proceso de producción, composición… nos ha llevado un poco al límite a todos.

Le hemos dado millones de vueltas a lo que hacíamos para conseguir lo que queríamos, al final es un punto estresante. Somos cuatro personas en el grupo y a lo que a uno le encanta, a otro no le convence para nada… se crea un poco de tensión, pero al final hemos conseguido lo que los cuatro queríamos y estamos los cuatro muy contentos.

El título, Potencialmente infinitos, nuestro diccionario es un poco grandilocuente (“estratosférico”). Para nosotros es un disco que estoy seguro de que lo escucharemos dentro de diez años y diremos: “hicimos un gran disco”. Es un disco que puede calar bastante.

A la hora de elegir un single fue duro, nos costó decidirlo porque creo que cualquiera de los diez temas podría ser single de este disco. Hace que miremos el disco con bastante grandilocuencia.

El disco funciona como un todo pero realmente podría ser un conglomerado de singles reunidos en un disco…

Al final hay un hilo conductor que va más en el tema de las letras, se pueden encontrar conexiones durante todo el disco y fluye, pero en cuanto a estilos musicales hay desde Noche de reyes con minimalismo o armonías vocales, hasta Mal de altura o Contrarrecifes que son temas muy potentes. Hay bastantes estilos dentro del disco porque realmente es lo que somos. No nos gusta repetirnos. Somos un grupo que queremos expresar muchas más cosas de los que puede abarcar un solo estilo.

Puede que otra unión en el disco sea la voz de Jose, tiene una voz bastante peculiar.

¿Es un disco pensado para tocar en directo? Porque refleja la fuerza que presentáis en vivo…

Los temas del disco son muy para tocar en directo, sí. Cualquiera de ellos se pueden llevar al directo y suenan muy, muy potentes.

¿Cómo ha sido el proceso de creación de Potencialmente Infinitos?

Tanto Japonés hablado como 1991 fueron discos muy inmediatos y el resultado fue muy bueno, pero también fue menos “madurado”. Salieron buenos temas porque realmente los primeros impulsos que tenemos a la hora de componer suelen ser bastante acertados. Con este disco cuando empezamos a componer, que lo hicimos antes de sacar Japonés hablado con la primera canción que fue ¡motín!, empezamos a exigirnos un poco más, no quedarnos con lo primero, sino ir indagando y explorando en las canciones.

El proceso en Potencialmente infinitos fue de profundizar hasta que a los cuatro nos ha llenado del todo y sí que podemos decir que con este disco todos los miembros estamos totalmente convencidos de lo que hay en cada uno de los temas.

Sabemos que a lo mejor hay momentos duros, pero al final del proceso se agradece mucho.

Hace poco más de un año que sacasteis Japonés Hablado, ¿cómo habéis alucinado desde ese segundo disco a este?

No nos hemos conformado. Con Potencialmente infinitos estamos seguros y convencidos, nos gusta de principio a final. Es algo muy complicado porque los cuatro venimos de mundos musicales distintos y el punto donde coincidimos los cuatro es en Yo, Estratosférico.

Le habéis dado un mayor protagonismo a la voz en este trabajo y no renunciáis a los riffs cañeros

Jose es un cantante con una potencia vocal brutal y eso se nota mucho en los directos. Su presencia es la hostia. Es un cantante que tiene un timbre y una forma de cantar muy peculiar que hace que o le ames, o le odies. Por suerte, hay muchísima más gente que lo adora a la que lo odia.

Le hemos querido dar ese punto de presencia y además, es que lo pide su voz. Hemos tratado de que a la hora de grabar, aparte de que la voz esté muy presente, los instrumentos reflejasen mucho los directos de Yo, Estratosférico. Es un disco más potente con canciones muy distintas.

Vive Lejos, Muere Cerca tiene mucha fuerza para empezar el disco

Dese el principio empieza el disco con una frase bastante concienzuda (“somos tontos por propios méritos”). Son todo más o menos declaraciones de intenciones. Escogimos esta como primer single del disco por su potencia y aparte, tiene otros momentos para bailar en muy poco tiempo.

Y un aire un tanto Héroes del silencio…

No somos tíos a quienes no nos gusten las comparaciones. Somos conscientes de que el timbre de voz de Jose puede parecerse al de Enrique Bunbury en ciertas cosas. No es algo buscado. Muchas veces nos comparan con Bunbury y es un halago, es un grande de la música de España y un pionero en nuestro país a nivel musical en nuestra lengua.

Héroes del silencio no es banda de cabecera de ninguno de los miembros del grupo. Instrumentalmente difiere mucho de nuestro estilo, pero sí que es cierto que el timbre de voz puede recordar a Bunbury. En ciertas canciones, como en Mar de altura, puede recordar a Héroes del silencio, pero no es algo buscado, es algo que nos viene de serie.

Hay muchos grupos que reniegan de las comparaciones, pero para nosotros es un halago.

Y “¡motín!”, así, ¿en minúsculas?

No, pero al estar entre exclamaciones es un grito. Es una canción que me encanta, las letras de Jose me parecen bestiales. En este tema, tal y como evoluciona la canción y te envuelve para ir subiendo y lo que va contando, me parece espectacular. Aunque parezca pequeñito hay que gritarlo.

Nautilus es el tema que expresa más rabia

Es una de las canciones que nos han llevado por la calle de la amargura porque hasta el último momento a la hora de grabar, cambié mi parte al completo en el estudio de grabación porque no nos convencía lo que teníamos. Ha quedado muy potente y es una canción muy fiestera. La letra es, como dijo Jose un día, “como cuando vienes de un viaje muy largo, llegas a casa, abres la maleta y no sabes dónde está nada”. Es una locura de estructura y de letra, acaba siendo hasta una reminiscencia o un homenaje al punk, que también hemos sido todos seguidores de esta música.

¿Cuál sería tu canción favorita del disco?

Me cuesta muchísimo decidirme por una. La que más ganas tengo de tocar en directo, aunque a todo el mundo le parecerá muy raro, es Contrarrecifes. Puede que sea la más compleja para la mayoría del público, pero a mí me parece que define bastante bien el disco porque es como estar en el mar, hay momentos de calma, otros de golpearse con las rocas y el arrecife… La letra es un poco distinta al resto porque es igual un poco más combativa, pero es bastante poderosa en su contenido y su significado.

Pero todo esto es “entre comillas”, porque no puedo elegir.

Cuando sacáis un nuevo disco, ¿sentís un poco las sensaciones que describís en Noche de reyes?

Totalmente. Es una canción que es un grito a la inocencia, a ese primer momento con algo o alguien, los sentimientos que fluyen en tu cuerpo cuando todo eso está pasando. Con un disco es lo mismo, cuando ya está todo compuesto y empiezas a grabarlo, luego al exponerlo a la gente tienes muchos nervios porque es algo que nadie conoce aún y que está desnudo al mundo… Tienes esas sensaciones cuando sacas el disco. La parece me parece bastante preciosista, es un poco cursi pero muy bonita. Hace referencia a ese nerviosismo, a ese “qué se yo que yo qué sé”.

¿Tenéis ya ganas de presentarlo en directo?

Estamos en una Noche de reyes también. Va a ser de las primeras veces este sábado de las que toquemos solos, porque queríamos hacerlo así y hay nervios. Tocar en directo significa jugársela, no tanto en el sentido musical porque de eso estamos muy seguros, pero sí de cuál va a ser la respuesta del público y ahora es mucho más complicado acceder a las salas para tocar. Creemos que va a tener buena acogida y va a cumplir nuestras expectativas de público, pero eso hasta ese momento no se sabe.