Twin Peaks: “Este es el disco que llevábamos queriendo hacer todo este tiempo”

Cuatro chicos de Chicago que se suben a los escenarios con pinta de rebeldes y de aporrear instrumentos sin saber muy bien qué hacen. Así podríamos definir a Twin Peaks a primera vista y si nunca les hubiésemos escuchado. Pero tras ese aspecto, se esconde un grupo lleno de talento que sacará su tercer disco el próximo 13 de mayo bajo el título de Down In Heaven, y que prometen, será muy diferente a la energía desenfrenada a la que nos tenían acostumbrados. Aunque aseguran, tranquilos, que su esencia sigue intacta.

P: Down In Heaven verá la luz el próximo 13 de mayo, ¿qué debemos esperar?

Clay: Creo que es un gran paso para nosotros, es mucho más diferente del disco anterior y desde donde me encuentro ahora me gusta muchísimo más. Es un poco más corto…

Cadien: Sí, es más centrado

Clay: Sí, está más focalizado, es un disco en el que todas las canciones funcionan muy bien juntas. Sigue habiendo muchos cambios, muchas diferencias entre las canciones, pero me gusta mucho más la producción de este álbum, cómo suenan las canciones en este que en el anterior. Creo que es porque en este hemos intervenido más que en el anterior

Cadien: Seguramente parezca cuando lo escuches que el grupo sabe lo que está haciendo en este disco, al menos es así como yo lo veo. Es difícil de decir qué debería esperar la gente porque yo solo sé cómo ha sido todo el proceso pero… es bueno, tienen que esperarse algo bueno

Clay: Creo que puedo ver cómo mucha gente va a pensar que es un cambio, algunas canciones son más lentas

Cadien: Sí, hay una canción acústica

Clay: Nuestra primera canción country… Igual puede echar para atrás a alguna gente que nos escuche y se espere lo de siempre, una banda muy ruidosa, salvaje… sigue habiendo esos elementos pero con algunos cambios

P: Así que habéis probado nuevos caminos en el disco, nuevas rutas, experimentos

Clay: Sí, sí, han pasado muchas cosas desde el último disco y hemos estado gira durante mucho tiempo. Hemos escuchado mucha música nueva y nuestra banda no tiene miedo de estar influenciada por cosas nuevas, no intentamos hacer lo mismo continuamente y podemos escuchar nueva música e incorporarlo, no tenemos miedo a cambiar. El nuevo álbum es bastante diferente del anterior y me gusta mucho, la verdad

P: ¿Y cuáles han sido esas nuevas influencias?

Cadien: Hemos estado escuchando mucho más country en el grupo, más Bob Dylan…

Clay: Muchas bandas minimalistas en sonido también, con pocos instrumentos y que mantienen las cosas como más fáciles

Cadien: Hay mucha más música moderna en la banda. Me siguen gustando las bandas nuevas con una producción novedosa, pero en este disco queríamos sonar más retro

Clay: Volvimos un poco atrás con este disco, el sonido

P: ¿Y la producción cómo ha ido?

Cadien: Lo hemos producido nosotros, con la ayuda de nuestro amigo Andrew, que lo ha coproducido con nosotros y el antiguo también. Es el mismo equipo de producción que el anterior, solo que en vez de en un estudio, esta vez fue en una casa. Ha sido un proceso muy diferente de producción, aunque éramos el mismo equipo de producción. Hicimos las mezclas con otra persona esta vez, eso ha sido lo único diferente en cuanto al equipo, y en el anterior no estábamos presentes mientras se mezclaban los temas, así que nos mandábamos audios por el teléfono o llamadas para escucharlos. Pero en este sí que estábamos ahí para mezclar y era la primera vez que nuestra opinión era escuchada todo el tiempo, fue muy refrescante. Siento como que soy más propietario de este disco y del sonido, nuestras intenciones fueron plasmadas tal cual en el disco. No he tenido la sensación de decir “me hubiese gustado que hubiese sonado o sido de tal manera”, sino que lo que queríamos que pasase hemos sido capaces de hacerlo realidad

Clay: Ha sido mucho más raro esta vez, teníamos mucho más tiempo y podíamos grabar a la hora a la que nos diese la gana

Caiden: ¡Teníamos libertad!

Clay: Sí, y le echamos más pelotas esta vez. Queríamos probar nuevas cosas y sorprendernos a nosotros mismos

P: El título, Down In Heaven, suena un poco siniestro…

Clay: Mientras grabábamos el disco teníamos una pizarra en una habitación e íbamos escribiendo todos los títulos que se nos ocurrían en ella. Y la verdad es que realmente el título viene de una de las frases de una canción que dice “down the well”, y pensamos que sonaba un poco depresivo

Caiden: Sí, sí, sonaba como el título de un disco de metal o algo así

Clay: Así que lo cambiamos a Down In Heaven porque es como una subida y bajada continua, como el disco en sí, hay canciones tristes, canciones con mucha energía, canciones más alegres… El título expresa cómo ser afortunado pero a la vez encontrar aspectos que siguen siendo erróneos

Caiden: Es como una forma muy explícita de decirle a alguien cómo te encuentras, como… “¿qué tal estás, colega?” y dices “pff… estoy down in heaven”, no sé si se puede traducir correctamente pero… es como un poco un título descarado. Y, de alguna manera, no había pensado en esto hasta ahora, pero estábamos grabando el álbum en una situación que era muy “down in heaven”, era una forma increíble de hacer el disco y me siento muy agradecido por cómo ha salido todo

Clay: Estábamos también intentando alejarnos un poco de todo lo que vivíamos en el tour, como toda la bebida (quiero decir, sé que seguimos bebiendo mucho, pero…), estábamos como en un santuario a la hora de grabar el disco que a la vez era como un poco oscuro. Disfrutábamos de dónde nos encontrábamos en ese momento, no sé.
Me pregunto qué pensará la gente realmente sobre el título, porque la verdad es que no hay manera de saberlo. También tiene como un sentimiento de localización, de lugar, el título, porque nos recuerda al maravilloso lugar donde grabamos el disco

P: El single Butterfly, he leído que lo escribiste (Clay) cuando estabas en un “estado enfermizo” en el SXSW

Clay: Sí, estábamos bastante cansados porque habíamos tocado en el SXSW, que dura muchísimo, y bebimos como dos o tres chupitos al día durante cinco días seguidos… Era como esa especie de sentimiento de estar disfrutando lo que estás haciendo pero a la vez sentir que estás arruinando tu paz interior y tu tranquilidad. Es de lo que intenta hablar la canción, lo que intenta plasmar. Parece aburrida al principio, pero realmente es muy enérgica aunque cuente con un lado oscuro. Siempre me gusta meter letras un poco más oscuras y mezclarlas con una música que puede ir por un camino u otro

P: El vídeo lyric que lanzasteis para el single lo ha dirigido Clay, ¿cómo fue la experiencia?

Caiden: Realmente ese vídeo nos lo pidió nuestro agente para tener un vídeo para el single, pero aún no ha salido el original

Clay: Queríamos crear algo a lo que mirar mientras escuchabas la canción, pero hemos hecho un vídeo de verdad para el tema

Caiden: Lo están editando ahora mismo y la grabación fue super divertida. Es como una especie de película donde hicimos el capullo y la cosa se volvió un poco rara. Grabamos un montón de tomas en jardines y con tumbas, quemando ataúdes…

Clay: Sí, sí, es muy raro, pero tengo muchas ganas de ver cómo va el proceso de edición. Nos volvimos locos en un montón de cementerios en Chicago y es un poco psicodélico, con ataúdes…

P: Vuestra música suena al garaje rock de los 60 pero también tenéis toques psicodélicos, ¿de dónde cogéis las influencias para estas partes?

Clay: Escuchamos mucha música psicodélica, música antigua

Caiden: La parte que más me gusta de estar una banda, hacer una canción, es la de grabar. Puedes tener muchas grabaciones “estándar”, por decirlo de alguna manera, muy llanas, pero me gusta cuando las cosas te llevan a otro camino que no esperabas y que no te imaginabas ese sonido, donde el sonido es más natural y orgánico. Eso es algo con lo que vamos a jugar siempre, sorprender al público con una especie de “dulce para el oído”, algo que es divertido escuchar. Me encanta eso

P: ¿Cuáles serían las grandes diferencias con Sunken (2013) y Wild Onion (2014)?

Caiden: El primero, Sunken, también lo grabamos en un garaje y Wild Onion en un estudio. Lo producimos nosotros, pero Wild Onion fue un proceso más estricto, de grabar de diez de la mañana a diez de la noche seguido, coger el tren todos los días para llegar, sentir la prisa por tenerlo hecho, todo muy rápido exigiéndonos cumplir ciertos tiempos… Y esta vez teníamos mucha más libertad, estábamos en casa de unos amigos, nos levantábamos cuando queríamos, grabábamos hasta las tres de la mañana si nos daba la gana, podíamos andar por la naturaleza… Era un sitio muy tranquilo en el que grabar un álbum y éramos muy felices en el proceso

Clay: Hay algo en el estilo psicodélico que ha cambiado en este disco…

Caiden: Sí, pero al final suena a nosotros, porque seguimos siendo nosotros, tocando, escribiendo… Solo estamos probando nuevas cosas y nuevos sonidos, pero al final suena a Twin Peaks

P: Y hablando de Twin Peaks, ¿estáis emocionados por la nueva temporada de la serie, sois fans?

Caiden: Yo lo soy y lo estoy, estoy un poco nervioso, pero creo que va a ser genial. Me gusta mucho David Lynch, creo que era una serie bestial y que la va a volver a hacer como era. Espero que no nos dé muchas respuestas, espero que siga siendo jodidamente rara y misteriosa…

P: ¿La composición de las canciones la hicisteis en el tour?

Caiden: Ha habido un poco de todo, por ejemplo Butterfly la compusimos en el tour… A mí me viene la inspiración en diferentes lugares, o de repente tengo una idea en un sitio y realmente escribes donde puedes escribir. En el horario de la gira y de las grabaciones del pasado disco no tenías ni idea de cuándo ibas a poder sentarte a escribir una canción

Clay: Yo escribí una canción ayer y va a ser la hostia, así que esperad dos años a escucharla desde ahora. Yo solía escribir en casa, en mi habitación, pero con el tiempo eso obviamente ha cambiado, porque estamos de gira y grabando… así que tienes que buscar tu propia habitación donde puedas, como en el hotel

Caiden: Alejarte del resto de la gente y tener un poco de privacidad mental. No estás nunca realmente solo cuando estás de gira, compartes habitación todo el rato… Recuerdo estar escribiendo una canción cuando todo el mundo estaba dormido y podía tener un momento para mí y para pensar. Básicamente cuando tienes un momento, cuando te viene la inspiración, porque cuando te viene y no tienes ese momento sabes que esa canción se te va a arruinar y se te va a perder

Clay: En esos momentos yo saco el móvil y me mando un audio con la canción

Caiden: Sí, pero luego no puedo recordar ni entender nada del audio, dejo el audio con la melodía, los acordes y la letra apuntados y me quedo como… ¿en qué cojones estaba pensando? Es bastante gracioso, pero por eso mismo tienes que aprovechar cada momento que tienes para escribir. Si tienes la oportunidad, la tienes, si no… está por ahí en algún rincón del cosmos perdida para otra persona…

P: ¿Creéis que habéis madurado vuestro sonido en este disco?

Clay: Sí, creo que es más consciente, un sonido más real. Es difícil decirlo, la verdad, porque no me acuerdo muy bien de cómo lo hicimos en el primer disco. Pero creo que en el anterior teníamos como esa prisa por acabarlo, por tenerlo todo hecho con lo que no nos sentíamos muy cómodos, y este ha sido como que teníamos todo el tiempo que queríamos para poder hacerlo y tenerlo listo. Sigues siendo crítico con lo que haces, pero se ha acercado muchísimo a lo que queríamos conseguir y lo que nos imaginábamos. Si a eso lo puedes llamar más maduro, entonces sí, si lo creo

Caiden: Estábamos más cómodos con lo que hacíamos, con grabar el disco, éramos más conscientes de lo que estábamos haciendo y de lo que queríamos conseguir. Supongo que llevamos haciéndolo desde hace dos años. Cuando hicimos Sunken, no era realmente lo de ahora, quemábamos CDs, dormíamos en los sofás de otra gente solo para divertirnos… y fue la primera vez que dijimos “tenemos que hacer un disco”, y puede que en ese tenía una sensación de tener que hacerlo, mientras que en este ha sido una sensación increíble porque no he sentido ninguna presión, ya sé cómo va la cosa, cómo grabar, cómo tocamos juntos, estamos mejorando todos… tenemos esto, así que es más seguro, es un disco más seguro

Clay: Es como el disco que llevábamos queriendo hacer todo este tiempo, el disco que decíamos “queremos hacer esto”. Porque es cierto que hemos llevado de gira todos los anteriores, pero con este estamos más seguros, te puedo decir que es el disco que hemos acabado y completado

Caiden: Eso es, este lo hemos completado como artistas y no como alguien que tiene la presión de tener que hacer un disco

P: Vais a llevar de gira el disco incluso por Europa, ¿cómo os sentís?

Caiden: Es jodidamente increíble, como una bendición, poder tener la oportunidad de ir a estos sitios a tocar, que además es caro… Puedes estar ahí y la gente quiere ir a escuchar las canciones que realmente hemos escrito para nosotros, para mí mismo, porque me encanta tocar y hacer música, me hace feliz, y cuando llegas a compartir ese sentimiento y haces a otro feliz, especialmente con una cultura muy diferente y con una lengua distinta, eso es increíble. Estoy agradecido por ello, somos definitivamente unos tíos afortunados

Clay: Es increíble, no sé, creo que el sentimiento de viajar está en cada uno de nosotros, pero nunca imaginamos llegar a estos lugares con nuestra música. Estamos intrigados también por cómo va a reaccionar la gente, porque desconocemos cómo es tocar en algunos sitios

P: ¿Usáis realmente las redes sociales vosotros mismos para estar en contacto con vuestros fans?

Caiden: Sí, sí, somos nosotros quienes las llevamos excepto por el Facebook. El Twitter es genial porque nos ayuda a conseguir hierba cuando la necesitamos. Es genial porque es instantáneo, puedes poner lo que quieras en un momento, cualquier cosa que estés pensando, como si piensas que algo es divertido y lo pones, y otras veces es como que a nadie le importa una mierda, así que lo envías. Instagram lo usamos mucho para promocionar los conciertos, porque igual es la red en la que contamos con más seguidores, comparada con las demás

Clay: La verdad es que no lo usamos tan en serio como otra gente

Caiden: Sinceramente a mí me importan una mierda las redes sociales, pero son graciosas

Clay: La gente nos manda mensajes y demás… los leemos

Caiden: A veces nos piden entrar en conciertos y les contestamos diciéndoles que pueden entrar, que les pasamos, o que no. Así que sí, la verdad es que puedes contactar con fans por ahí que de otra forma no podrías hacerlo y creo que eso es genial, es bueno que las bandas tengamos esa oportunidad de contactar con ellos, porque antes no existía esa oportunidad

Escrito por
Más de María T

“Understand”, el nuevo videoclip en “stop motion” de The Roots

The Roots han compartido el nuevo vídeo de Understand, tema de su...
Leer más