Love Of Lesbian: “Sin darnos cuenta lo clavamos con 1999 y es un orgullo seguir tocando esos temas”

La última vez que los entrevisté estaba a punto de salir a la luz La noche eterna. Los días no vividos. Mientras Julián, Uri y Dani se quedan en la Sala Stereo poniendo todo a punto para la segunda actuación consecutiva, Joanra, Jordi, Santi y un servidor nos vamos a tomarnos un café y a hablar de La noche eterna. Es inevitable que a mitad de la entrevista vengan fans a hacerse fotos con ellos.

Crazyminds: ¿Cómo ha recibido el público La noche eterna. Los días no vividos?

Santi Balmes: Yo creo que es uno de los discos que más lentamente se está recibiendo pero es normal al ser doble. Ya a nosotros nos resulta una avalancha de temas. Me cuesta cada vez más pensar en un repertorio por la cantidad de temas que tenemos ya. Si me cuesta a mí, ¿cómo no va a costar a la gente? Un disco doble con letras largas y complicadas. Pero está funcionando muy bien.

Joanra: Después de 1999, que estuvimos dos años y medio de gira, sacamos un disco como La noche eterna es normal que la gente se necesite un tiempo para irlo pillando, y está pasando, al cabo de un año se empiezan a ver los frutos.

Crazyminds: ¿Creéis que estos temas van a sustituir a 1999 como los más pedidos en los conciertos?

Todos: No.

Santi: Hay gente que tiene diecisiete años y está descubriendo 1999 ahora. Se nota. Además, es un disco eterno, al hablar de una relación rota. Cuando pasen diez años lo va a escuchar alguien que pensará “Dios mío, este es mi disco”. Tiene un valor añadido que no tienen los demás. Sin darnos cuenta la clavamos y es un orgullo seguir tocando esos temas. Otra cosa es caer en los clichés como nos pasó con Incendios de nieve. Puede resultar un poco cansino eso de “ahora canta tú, ahora yo”.

Joanra: Pero es normal después de repetir 100 veces… pero bueno, son canciones que quedan en la recámara y luego las vas recuperando.

Crazyminds: ¿Esperáis un final de gira apoteósico como lo fue el de 1999 en Razzmatazz?

Santi: Si sucede eso somos conscientes que debe pasar un tiempo, por la asimilación del disco. 1999 sí te lo podías escuchar de pe a pa y saberlo de memoria, te ayudaba incluso el orden cronológico. Este no. Ayer leí que La noche eterna es como un compendio de todo lo mejor nuestro y sí lo es un poco, pero si queremos crear un espectáculo en base a La noche eterna, para ir a la par de la gente, tenemos que espaciarlo y hacerlo en 2014.

Crazyminds: Habéis decidido no ir este año a ningún festival, salvo el Low Cost, ¿a qué se debe?

(Santi sonríe y señala a Jordi, que permanecía callado durante toda la entrevista)

Jordi: Es una decisión muy difícil porque te llaman y cuesta decir no. Es una decisión artística: Dejar de aparecer durante un verano en todas las páginas, foros, revistas, anuncios. Creo que el efecto que causaba hace dos, tres años o incluso el año pasado de “Hostias, qué bien, Love Of Lesbian” puede remitir  e incluso convertirse en un rechazo: “Hostias, ya están otra vez Love Of Lesbian”. Y también es un descanso para todos nosotros. Es diferente el tipo de bolo que haces en un festival de una hora u hora y cuarto, te obligas a hacer un listado de “grandes éxitos”. Y llevamos cinco años haciendo eso, queríamos descansar. Haremos gira de salas, pararemos y volveremos con la gira de salas que es donde nos apetece estar. Sólo iremos al Low Cost que, la verdad, nos apetece bastante. Otra cosa es que el año que viene nos llamen, esperemos que sí.

Juanra: Además es una forma de afianzar los conciertos de sala. Si desapareces de los festivales, la única forma que el público tiene de ver a los lesbianos es en las salas.

Crazyminds: Y, ¿cómo os sentís al tocar en una sala para 600 personas después de haber tocado en grandes festivales?

Jordi: Es muy divertido. De hecho, son salas a las que ibas hace cinco años y las veías enormes y ahora sí es cierto que las ves pequeñas.

Santi: Es el escenario lo que molesta. Ir con cuidado con el mástil de los guitarristas, casi no puedes ni saltar, ni hacer el idiota, pero es cuestión de adaptarse y transformar los movimientos horizontales en verticales y ya está.

Crazyminds: Venís ahora de hacer una gira por México, ¿cómo os ha tratado la gente allí?

Jordi: Muy bien. Nos han pasado cosas que aquí jamás nos habían pasado. Esa es la frase que resume nuestra visita a México. Aquí no dejamos de ser un grupo nacional, allí eres un grupo internacional, con lo cual el calor, el agradecimiento y el nivel de decibelios que alcanza el público es increíble, supera todo lo visto y oído.

Joanra: Además el disco se está vendiendo muy bien. Es una edición reducida, pero esperamos que alguna vez se reedite allí el disco doble.

Crazyminds: Allí tenéis un club de fan muy activo

Santi: Sí, muy activo. Pero mucho. Hay dos personas que trabajan ahí que ya me gustaría que trabajaran en alguna discográfica con la que hemos tenido trato. Creo que trabajan diez veces más que algún agente de promoción que nos hemos encontrado por ahí.

Crazyminds: Y ya, para ir acabando, me gustaría saber cuánto dura una noche eterna…

Jordi: ….. ¡Hostias, qué pregunta!

Santi: Yo te diría que no ha acabado. Depende del estado mental que tengas, ya puede hacer el día más soleado del mundo que estás en una noche eterna.

Crazyminds: Y, ¿qué día no vivido os gustaría vivir?

Todos: Muchos.

Santi: Para estar en el mundo de la música tienes que renunciar a muchas cosas. Y te das cuenta luego, cuando llegas a casa. La vida es elegir. Si vas por el camino de la izquierda ya sabes que te vas a perder todo el paisaje de la derecha, pero si estuvieras en la derecha te pasaría exactamente lo mismo. Con lo cual…