Kokoshca: “Hay gente que quiere que el directo suene al disco, nosotros nos oponemos totalmente”

KOKOSHCA

Tres años de espera y dos singles que prometieron ser parte del nuevo trabajo de los de Pamplona y que han acabado siendo la antesala perfecta hasta llegar al regreso de Kokoshca con su nuevo trabajo: Algo real (Sonido Muchacho, Gran Sol, 2016). Un disco que, a diferencia de Hay una luz (2013), han grabado en estudio, en concreto, en los Estudios K de Pamplona acompañados de Íñigo Pérez de Artieda en la producción y la ayuda técnica de Alberto Porres. Un disco visceral y siniestro. Puro Kokoshca.

¿De dónde viene vuestro nombre?

Iñaki: Hay un nombre de la merluza que nos gusta mucho, la kokocha, e hicimos el juego con un pintor austriaco que también nos mola.
La portada tiene una sorpresa…

Amaia: En la contraportada está la sorpresa.

Iñaki: Es una Venus transexual, tiene “pito”.

Amaia: Ahí está el juego con el nombre del disco Algo real.

Iñaki: Trabajamos con un diseñador, Javier Morón, del Estudio Francisca de Pamplona, y fue su idea.

Amaia: Le pasamos el trabajo al diseñador, con el nombre del disco y todo y él nos presentó ideas y nos gustó ésa. Nos gustó sobretodo el juego con la contraportada. Si no tienes el disco físico no se puede ver, porque en las plataforma online no aparece la contraportada, aunque en nuestra web sí que está colgado.

¿Cómo diríais que es distinto este disco con respecto al anterior?

Amaia: Es muy distinto en sonido, las canciones son muy diferentes y la forma de grabarlo ha sido muy distinta, El otro lo grabamos en una casa en mucho tiempo y este en un estudio profesional y poco tiempo. Ha sido todo muy condensado y eso se nota en el resultado.

Iñaki: Hemos trabajado con el mismo productor, Íñigo Pérez de Artieda, pero para el primero estuvimos tres meses y éste es como mucho más encima todo, lo hicimos más urgente para darle unidad. Igual éste es más crudo, más punk, más distorsionado…

Amaia: El cambio de sonido ha sido más cosa de Íñigo que nuestra.

¿Cómo ha hecho que cambie el resultado final de tener todo el tiempo del mundo para grabar a estar presionado y fijado por unas fechas como os ha pasado ahora?

Amaia: S) uena mucho mejor todo. Te concentras mucho más en hacerlo más rápido y mejor para aprovechar el tiempo. Si estás en la casa y tienes x días estás más disperso, porque sabes que puedes volver cuando quieras y sin problemas a volver a intentarlo.
Siempre trabajamos de una forma relajada pero al final para que Kokoshca funcione necesita un poco de presión. Somos de estudiar el último día.

La canción más diferente de todo el disco es Niña

Amaia: A mí me gusta mucho. Sí que es verdad que la escuchas la tercera, que a la gente se le atraganta un poco, la batería es todo el rato igual… al final es como una nana un poco siniestra.

Iñaki: Los arreglos son como unos gritos, son de Luis de Espanto.

Amaia: Es una canción siniestra.

Iñaki: A consecuencia de la urgencia de hacer el disco tan rápido, la canción cambió mucho en el estudio. Antes era mucho más siniestra.

Y esa aura lo recoge un poco Laberinto

Iñaki: Sí, son las más oscuras del disco pero a la vez tienen ese toque “salvador”, de buen rollo extraño pop.

Amaia: De gustarle a un niño pero tú quedarte un poco preocupado porque le guste porque es muy siniestro, al final.

El disco empieza con mucha energía y hay puntos en los que llega la calma

Amaia: Sí, eso nos pasa siempre. Hay canciones más y menos rockeras, más lentas, experimentales… Hacer el orden del disco es muy complicado luego. Nos pasaba en Hay una luz y nos pasa en éste, porque hay canciones que no sabes dónde meterlas bien y al final lo haces como a ti más te gusta, pero igual a otra persona no le convence el orden que nosotros le hemos puesto.

Iñaki: Nos gusta el subir y bajar, manipular al oyente como si fuésemos un titiritero.

¿Cuál es la canción del nuevo disco de la que estéis más orgullosos?

Iñaki: Mi consentido.

Amaia: La mía también.

Álex: La que mejor nos representa ahora es Mi consentido, pero creo que la que más va a gustar y la que mejor ha quedado es No queda nada.

¿Y para el directo?

Amaia: Yo todas. En realidad estoy muy harta de tocar las canciones de siempre y tengo muchísimas ganas de tocar todas.

Iñaki: Tenemos la idea muchas veces de que estudio y directo son trabajos paralelos.

Amaia: Hay gente que quiere que el directo suene al disco, nosotros nos oponemos totalmente. Ni lo queremos hacer, ni creo que podamos, porque metemos muchas cosas en el disco que luego no tenemos manos para reproducirlo.

Iñaki: Veo dos concepciones de la música muy diferentes: uno es más visceral, más expresivo, el directo y otro es más cerebral, el disco.

Amaia: Y cuando yo voy a un concierto a mí me mola no escuchar el disco, porque para eso me lo pongo en casa.

El disco físico trae la sorpresa de la contraportada y…

Amaia: Y un bonus track de un minuto.

¿Por qué sacasteis hace tan poco los singles de Corazón caliente/Corazón de hielo y ahora el disco?

Álex: Lo anunciamos como el lanzamiento del disco, incluso, como el single de adelanto del disco…

Amaia: Y luego no están ni en el disco.

Álex: El truco es que cuando sacamos el single, el disco no estaba ni compuesto. Sacamos aquello y cuando hemos hecho las diez canciones, por sonido no le veíamos la unidad. Estas dos sí que la tenían y las otras quedaban como un poco fuera.

Iñaki: A mí me gusta que lo tengamos aparte, nos divierte la idea. No fue algo deliberado, pero nos gusta que haya ocurrido así.

Describís el disco como “ahondan en la kokoshquiana dicotomía entre la luz y la penumbra, la jovialidad y las miserias del ser humano. 110% Kokoshca”.

Álex: Esto es mío, sí. Antes de tocar con Kokoshca, yo les grabé un disco y me encargaba de hacer las notas de prensa, por lo que tengo experiencia y me tocó hacerlo. Me parece claro que Kokoshca es Amaia versus Iñaki. Él tiende a ser un poco luz y ella la oscuridad. Si conoces a ambos y escuchas las canciones, sabes decir de quién es cada una.

Iñaki: Quizás a veces las canciones, el aire, la voz o la oscuridad que tienen, lo grabamos antes y muchas veces busco esa dualidad. Es mezclado, hay un juego de roles.

Amaia: Cada uno tiene un estilo de hacer canciones y al final nos complementamos.

Álex: Hemos hablado mucho de esto y se podrían hacer directos con solo un tipo de canción u otro, muy oscuros o muy rockeros.

Iñaki: Nos gusta jugar con todos los elementos que se oyen en el disco.

¿Cómo definiríais vuestro estilo?

Amaia: Es una de las preguntas que más me cuesta responder. De hecho, cuando alguien me pregunta “Ah, ¿tienes un grupo ¿Y qué tipo de música hacéis?”, me quedó descolocada y suelo decir algo horrible: “Ah, pues no sé, cantamos en castellano…”.

Iñaki: Yo igual.

Amaia: Ponerte una etiqueta es muy difícil y me resulta imposible.

Iñaki: Pop, es una etiqueta muy amplia.

Álex: Yo creo que más bien rock.