Jessica Pratt: La soledad como inspiración

Mi encuentro con Jessica tuvo lugar en su camerino, minutos antes de su presentación en el festival Pop-Kultur en Berlín. Se trataba de una habitación pequeña y alargada, con un sofá viejo de dos puestos, una mesa, un espejo, algunas sillas y yo, esperando que Jessica terminara de cenar. Su humanidad es pequeña, como de adolescente, pero su presencia inspira una sabiduría de antaño. Iba de negro, pantalones y americana, su cabello rubio suelto y una línea negra de rímel, gruesa y profunda, que abarcaba sus párpados inferiores de punta a punta.

Jessica lucía un poco cansada y con la disposición justa para esta conversación corta y condensada. La presión de no caer en el lugar común es parte del trato cuando te enfrentas a una artista con la que es difícil conectar; no porque ella sea complicada sino porque es una solitaria, y como tal, valora y resguarda con mucho recelo su vida privada, y la interacción con el mundo exterior parece pesarle. Sin embargo, en esta entrevista tuve oportunidad de entender cómo funciona Jessica Pratt y cuáles son sus planes para el futuro cercano, después de girar por dos años promocionando su álbum On Your Own Love Again (Drag City, 2015).

¿Esta presentación sigue siendo parte de tu gira de 2015? ¿Estás trabajando en material nuevo?

La verdad es que estoy trabajando contra reloj, tengo varios plazos que cumplir. Esta gira fue reservada desde hacía mucho tiempo, así que son fechas que tenía pendientes de completar. Lo del nuevo material comenzó justamente cuando empecé a tener un poco de tiempo libre, ya sabes, empecé a escribir canciones y a trabajar en el nuevo disco.

¿Este proceso de empezar a escribir y pensar en nuevo material se dio durante tu gira?

Más o menos. Quiero decir, cuando estás viajando y durante giras así de largas, a veces, el proceso de escribir viene naturalmente, incluso si no tienes tiempo para hacerlo. Además, cuando tocas una canción una y otra vez, empiezas a aprender algunas cosas sobre ti mismo, quieres probar un enfoque diferente o cosas nuevas. En ese momento, yo estaba un poco por mi cuenta, escribiendo mucho, pero al mismo tiempo me emocionaba el hecho de poner algunos de mis escritos en un marco de trabajo. Aunque siempre pasa que después no se sabe lo que va a funcionar o no, o si aquello que escribiste en un momento particular ahora te resulta totalmente irrelevante.

Hay una tendencia similar entre los artistas con los que he hablado recientemente de probar diferentes enfoques cuando se trata de un nuevo álbum. ¿Ha cambiado algo en tu proceso?

Sí, claro. No puedo decir exactamente qué o cómo cambia tu percepción después de cierto tiempo. La verdad te vuelves más consciente de lo que estás haciendo, lo que funciona y lo que probablemente no. Incluso cuando estás de gira, empiezas a prestar atención a los detalles: la reacción de la audiencia, cuáles canciones funcionan mejor. Te pasa inconscientemente. Pero nada ha cambiado en cuanto a la forma en que hago mi música.

¿Y la producción es diferente ahora?

Un poco, sí. Para el último disco todo fue bastante simple. Se grabó en 4 canales, con un sistema analógico y algunos elementos digitales. Era como un ‘mashup’ de enfoques. Esta vez, digamos, es más profesional pero la producción sigue manteniendo el mismo espíritu.

¿Hay algún artista o músico que te haya inspirado o influido en la forma en que suenas ahora?

Yo diría que todo lo viejo en lugar de cosas nuevas, pero al mismo tiempo, hay tantas artistas femeninas nuevas haciendo tantas cosas, rompiendo fronteras, y finalmente recibiendo más atención. Eso es emocionante. Además, como artista, siempre estarás rodeada de gente preocupada por el ‘deber ser”, así que cuando encuentras artistas haciendo lo que realmente quieren hacer, lo que realmente les gusta, es muy gratificante y útil.

Pero, ¿cómo controlas eso? Quiero decir, eres una artista reconocida y tu sello discográfico espera algo de ti.

Afortunadamente, no soy tan grande así que no tengo ese tipo de control editorial sobre mi música, pero podría ser muy abrumador cuando tienes gente que te dice qué hacer o lo que ellos piensan es la mejor manera de hacer ciertas cosas, especialmente, cuando se trata de personas que no te conocen tan bien. Porque tu proceso creativo es algo totalmente misterioso, así que cuando sientes la presión de sonar o de ir en una cierta manera, todo el proceso se distorsiona. Soy una persona sensible, todos los artistas lo somos, así que esto siempre tendrá un efecto sobre mí.

¿Y cómo le haces frente a esto?

Bueno, paso mucho tiempo en mi casa, sola. Trato de evitar estar conectada todo el tiempo, aunque sé que en algún punto tengo que hablar de cómo me siento, con mis amigos, con mi pareja. Esa conversación tiene que suceder en algún nivel, es una manera de compaginar todo lo que estás viviendo. En el caso de la situación en el mundo, no sé, supongo que hago lo que está intentando hacer el resto de la gente: vivir mi vida en un mundo muy loco.

¿Para cuándo podremos disfrutar de este nuevo álbum?

El nuevo álbum estará disponible el próximo año, tal vez durante la primera mitad. Estoy planeando hacer algunos shows, no de inmediato, pero sí que haré una gira promocional. Y realmente espero poder visitar España durante mi gira.