Hiro Kone: Mi admiración e inspiración a menudo se derivan de un acto político.

Hiro Kone por Mara Corsino_Crazyminds.es

La historia musical de Nicky Mao se presta para simbolismos de toda clase. Ha sido un viaje, que brevemente se movió al ritmo del post-punk junto a la agrupación Effi Briest (Sacred Bones, 2010), y que se ha transformado en un lenguaje de paisajes sonoros y techno experimental bautizado como Hiro Kone. Podríamos afirmar que esta frase, sacada del lenguaje de la etnia iroqués (fundada en el siglo XVI en el centro de lo que actualmente es el estado de Nueva York, EEUU) y cuya traducción sería algo como “He hablado”, es la forma en la que Nicky ha decidido presentarse frente al mundo.

Quizás ‘he hablado´ más de política que de música”, me escribe en un email, después de enviarme sus respuestas. Le digo que justamente esa era la intención de mis preguntas: conocer quién es Hiro Kone más allá de un estilo musical particular. Se trata de desvelar la base ideológica que sustenta un álbum titulado Love Is The Capital (Geographic North, 2016), que surge como respuesta a la desesperanza colectiva que nos rodea en este momento, o las motivaciones detrás de Fallen Angels, su EP debut en formato cassette. No sin antes entender el contexto en el que se ha desarrollado la identidad de Nicky Mao, artista que creció entre San Francisco y Hong Kong.

He hablado con Nicky a propósito de su gira europea, que se inició el pasado mes de octubre en Glasgow. La razón de su visita es promocionar Love Is The Capital, producción discográfica en la que contó con la participación de Roxy Farman de Wetware y de Drew McDowall (con quien próximamente lanzará un álbum colaborativo bajo el título The Ghost Of Georges Bataille). Este mes tendremos la oportunidad de disfrutar de Hiro Kone en España, específicamente, en Madrid (Vaciador, 01 de Noviembre), Valencia (Madame Mim, 02 de Noviembre) y Barcelona (El Pumarejo, 03 de Noviembre). Además, acompañará a la agrupación Algiers en varias fechas de su tour, incluyendo su presentación en Barcelona, el próximo 15 de noviembre en la sala Razzmatazz.

Si ‘Love Is the Capital’ está inspirado en la reciente agitación política y ansiedad social. ¿Cómo producir un álbum para sentar precedente evitando la banalización del discurso político? ¿Qué hacer para no sucumbir a la desesperanza?

Nos encontramos en un estado de agitación política y ansiedad social constante. El álbum fue terminado hace un año y medio, y creo que algunas de las cosas que estaba evaluando o considerando en ese entonces, son especialmente importantes hoy en día. La responsabilidad social nunca se vuelve vieja para mí, debido a la urgencia.

¿Es tu música y/o tu sonido una declaración feminista? ¿Sientes la necesidad de presentarte como una “artista femenina”? ¿Es necesario crear una plataforma específica para las mujeres en la música?

Creo que es mucho más matizado que eso. Soy un ser humano con una historia muy compleja como cualquier otra persona. Tengo cuidado de identificarme con cualquier -ismo porque siento que es demasiado restrictivo y exige una conversación mucho más amplia. También creo que el feminismo, al menos en Estados Unidos, está muy comprometido y es muy problemático en este momento. Digamos, por ejemplo, el grupo de Women’s March de Washington, que omitió el proyecto de ley para trabajadoras sexuales. Muchas de mis hermanas Trans también se sintieron excluidas. Fue una conversación tan ridícula y acomplejada del feminismo, además de dominada por mujeres blancas. Creo que es un cierto tipo de feminismo que domina la discusión y que aliena a los pobres y las mujeres de color, como yo. También está esa idea capitalista y predominante de que las mujeres deben ser emprendedoras, ganar dinero, que esto es empoderamiento. Simplemente no es una visión holística del mundo y las circunstancias. Estoy muy cansada de estas visiones tan estrechas. ¿Cómo puedes llamarte feminista, pero estar bien con el implacable bombardeo de Yemen? En mi opinión, si no estás vehementemente en contra de la especulación de la guerra, entonces no tienes un fundamento moral para defenderte como una feminista o con cualquier otro supuesto grupo izquierdista. Nuestro dinero y recursos están atados en el desplazamiento de mujeres y niños en el Medio Oriente. Si eso es Feminismo, entonces pueden tenerlo. Creo que este es el problema con muchos -ismos. A menudo se tropiezan y no evolucionan.

Hablemos de su experiencia musical y su crecimiento como artista: ¿Qué ha cambiado desde Effi Briest? ¿Quién eres ahora?

Mucho ha cambiado. Eso fue hace casi 10 años y yo era mucho más joven. Todavía no sabía lo que quería. Creo que esa experiencia me ayudó a entenderme mejor a mí misma. Desde que me fui de la banda he aprendido tanto, cómo mezclar y grabar, cómo usar todo tipo de hardware, sintetizadores modulares, etc. Supongo que me convertí en una nerd más realizada.

¿Podrías compartir con nosotros tu experiencia mientras producías Love is the Capital? ¿Hay alguna situación particular que te lleve automáticamente a ese lugar?

Creo que un momento realmente visceral fue el día en que escribí Less Than Two Seconds. Fue el día en que el gran jurado decidió no llevar a juicio al oficial que le disparó a Tamir Rice. Nuestra historia es una serie de oportunidades fallidas para tratar de aprender de nuestros errores.

 

¿Las canciones en Love Is The Capital son referencias directas a situaciones en América? ¿Estás siguiendo una retórica particular? Nosotros, como oyentes, ¿deberíamos seguir un camino mientras escuchamos el álbum?

No hay retórica y creo que muchos de los temas son más universales que nacionales. Todos sufrimos desde las últimas etapas del capitalismo.

¿Quiénes son los que te inspiran todos los días?

Estoy más inspirada por aquellos que a menudo se pasan por alto. Aquellos que tal vez están en las sombras. Aquellos que sientan las bases y los activistas que continúan luchando por la igualdad de derechos para todos. Aquellos que priorizan los derechos y el trato justo de los demás. No excepcionalizo a celebridades o artistas; valoro a todos por igual. Mi admiración e inspiración a menudo se derivan de un acto político. Realmente no puedo escuchar música que no tenga urgencia. Mis creadores de música favoritos encarnan esto, puede que no siempre sea literal, pero hay una conciencia.

Mientras el mundo se desmorona: ¿Tienes algún ritual para purgar todos estos sentimientos en un proceso creativo? ¿Cómo lo haces?

¡Producir música es el ritual! Cuando estoy en casa en Brooklyn, me levanto todas las mañanas, preparo mi café y me voy a trabajar. Soy afortunada de tener esta práctica y me permite la oportunidad de procesar mucha de la información que me rodea y no perder el conocimiento.

En una entrevista en The Quietus compartiste una historia sobre ti y tu madre bailando en la sala de estar mientras escuchaban música. Esto ha resonado conmigo porque mi madre y yo solíamos hacer lo mismo (en su caso, era su manera de lidiar con el dolor de su divorcio): ¿Este episodio particular de tu vida ha influido en tu relación con el mundo o con tu arte?

Probablemente sí y gracias por compartir eso. Yo también vengo del divorcio y de alguna manera me hizo ser una niña bastante seria, así que creo que esos momentos realmente sobresalen como felices, aquellos en los que ambas podíamos escapar y divertirnos. Creo que la pregunta subyacente aquí es si la separación de mis padres influyó en mi relación con el mundo y yo diría que definitivamente lo hizo. Pero eso es demasiado personal para discutirlo aquí.

En la misma entrevista, dijiste: “la obsesión de los seres humanos con su propia subjetividad se ha vuelto bastante aburrida para mí“… y creo que es exactamente la forma en que funciona el capitalismo: es como un perro persiguiendo su cola para siempre, ¿Existe un mecanismo para hacer frente a esto o, al menos, tienes uno?

Yo diría que salgas de ti tanto como puedas. Sal de tu entorno tanto como puedas. Y no me refiero a fetichizar a los demás, sino a escuchar y conocer personas que de otro modo no tendrías oportunidad de encontrar.

¿Y cómo luchas contra el capitalismo sin perder la cabeza?

Oh, eso es difícil, pero creo que hablar de eso ayuda. Ciertamente, asistir a reuniones o mítines puede ayudar a generar un sentido de solidaridad.

¿Cómo crear un renovado sentido de colectividad / conciencia?

En serio, conoce a tus vecinos si puedes. Considera sus necesidades y no solo las tuyas. Podemos vivir absolutamente con menos para que más tengan una vida mejor. Ser socialmente liberal no es suficiente, ni remotamente. Participa en las elecciones locales y asiste a los ayuntamientos. Tenemos que detenernos con esta idea de que es el problema de otra persona. La rueda gira y nos encuentra en el camino. La situación actual en los Estados Unidos es indicativo de esto.

Has citado a James Baldwin y dices estar con él cuando afirmó que “No puedo creer lo que dices porque veo lo que haces“. Y en este momento, el llamado “sueño americano” se ha convertido en una historia de racismo sistémico, intolerancia, injusticia. Estados Unidos está de vuelta, pero en la forma de una venganza rencorosa.

La América blanca no ha vuelto, nunca se fue. La supremacía blanca reina en cada esquina. Es por eso que no tenemos atención médica universal, es por eso que bombardeamos países que nuestros ciudadanos no pueden ubicar en los mapas, es por eso que tenemos la esclavitud en forma de encarcelamiento masivo. La supremacía blanca siempre ha estado aquí, la gente estaba mirando para otro lado.

¿Qué le dirías a cualquiera que quiera crear música o arte? ¿Hay algún optimismo al final del túnel?

Esta pregunta tal vez asume la teoría del vaso medio lleno. Siempre esto depende del individuo. No puedo asumir que lo que funciona para mí funciona para otra persona porque tenemos diferentes razones que nos impulsan a hacer lo que hacemos. No cuestiono si hay optimismo al final del túnel. En realidad, no estoy pensando en el final del túnel. Estoy considerando este momento ahora y continúo moviéndome porque, a pesar de ser realista, en realidad debo ser bastante optimista … Y encuentro alegría y un propósito al hacer música.

Me gustaría terminar mi entrevista pidiéndote que completes un cuestionario de Audre Lorde (escritora y activista afroamericana):

  • ¿Cuáles son las palabras que aún no tienes? (¿O para qué no tienes palabras todavía?)

De hecho, prefiero centrarme en la pausa entre las palabras, lo que a menudo no se dice y tal vez ambiguo. No creo que sea necesario encontrar las palabras para todo. Hay mucho por descubrir entre las construcciones que diseñamos para nosotros. Entonces, en cierto sentido, ¿podemos estar bien si no tenemos palabras e identificadores para todo? ¿Podemos aprender a interactuar y cooperar fuera del lenguaje, porque el lenguaje está cargado y no es el mismo para todos? De hecho disfruto ser un mejor oyente que hablante y parte de eso se centra en lo que se encuentra entre o debajo. Tu trabajo se beneficiará de esto.

  • ¿Qué necesitas decir? 

Lo que viene a la mente en el momento. No quiero llenar el espacio constantemente. Creo que en este momento es importante escuchar las experiencias de los demás. Creo que a menudo estamos demasiado preocupados con nuestra propia subjetividad y nos proyectamos en situaciones. Tengo mucho que aprender a hacer, y cuando me parece correcto, lo comparto.

  • ¿Cuáles son las tiranías que callas día a día e intentas hacer tuyas en silencio? 

Eso es interminable y puedo ser una esponja a veces. Pero cuando se trata de injusticias cometidas contra otros, simplemente no puedo permitirlo. Por eso, no creo poder estar en silencio.

*Foto por Mara Corsino.