Francis White: “Desde que el ser humano decidió hacerse sedentario y desarrollar la agricultura, todo ha ido mal”

FRANCIS WHITE

Francis White vuelve con Animales Muertos, su segundo disco, que presenta hoy en Café La Palma Madrid, pero antes hemos podido hablar con él… 

“Animales Muertos” es el nombre de tu segundo disco, ¿qué nos puedes contar sobre él?

          Es mi segundo disco. Lo he autoeditado y Suso Sáiz se ha vuelto a encargar de la producción. Además han colaborado Emilio Sáiz y Xavi Molero, unos músicos increíbles. Salió a la venta el pasado mes de marzo y ahora me encuentro dando los primeros conciertos de presentación.

 

¿Qué has querido transmitir a todo el que escuche tu trabajo?

La verdad es que no hay algo concreto que quiera transmitir. Cada canción es un mundo. He plasmado en ellas mis inquietudes, reflexiones, penas, esperanzas… por lo que no hay un mensaje único que las englobe.

Sí que hay una intención generalizada en el disco, y es la de no ser complaciente. Me interesa generar una sensación tanto amarga como emocionante al que lo escuche.

 

Respecto a tu primer trabajo, “Francis White”, notamos una diferencia que no puede pasar desapercibida, el idioma. ¿A qué se debe el cambio del inglés al español?

Después de pasar unos años girando con el anterior disco y buscando nuevos temas me di cuenta de que necesitaba hacer algo que dotase de sentido al hecho de tocar canciones delante de gente. Lo había perdido un poco. Y lo conseguí a través de crear letras en castellano.

 

“Algo va mal” es el título de la canción que abre tu disco, aparte de todo lo que mencionas en la canción, ¿qué va mal para Francis White?

Fuera de las ficciones narrativas que son mis canciones no me gusta segmentar las cosas en bien o mal. Es todo mucho más complejo. Pero por responder a tu pregunta, así básicamente, creo que desde que el ser humano decidió hacerse sedentario y desarrollar la agricultura todo ha ido mal.

 

Cinco años han pasado desde tu anterior disco, ¿por qué tanto tiempo?

Porque hasta que no encuentro el qué y el cómo, no me interesa hacer canciones por hacer. He estado más de tres años en un proceso constante de búsqueda. Y fue en el verano de 2015 cuando me di cuenta de que tenía que olvidarme de todo lo anterior y empezar algo nuevo y radicalmente distinto. 

 

Según tengo entendido, en estos cinco años no has parado de girar, pero entre todos los conciertos me llama la atención que has dado tres conciertos en China, ¿cómo fue esa experiencia?

¡Fue genial! Y también extraño en ciertas ocasiones. Pero en todos los conciertos que dimos nos sentimos muy bien acogidos. Aunque nadie conocía mis canciones, fueron un público muy receptivo ya que no les llegan tan fácilmente las propuestas musicales contemporáneas, y se emocionaron en cuanto di el primer acorde. En el Strawberry Music Festival mil personas gritando nada más empezar mi concierto… fue muy emocionante y surrealista. Si no conocen mis canciones ni quién soy ¿Porqué gritan tan emocionados? Supongo que, junto algún otro grupo extranjero,  representé lo “nuevo” de ese festival y lo que pocas veces tienen la ocasión de ver en directo.

Por otro lado, el nivel de contaminación tan excesivo al que están sometidas las ciudades y sus habitantes me hizo difícil disfrutar ciertos momentos, pero luego dije: ‘’oye, que gracias a esto puedo comprarme cuerdas de guitarra más baratas’’ y todo empezó a ir como la seda.

 

El pasado 20 de abril tocaste en Madrid, ¿cuáles fueron las sensaciones?

Fue el concierto que más he disfrutado nunca. Me acompañó Suso Sáiz y conectamos muchísimo, estuve metido en las canciones todo el rato. El nudo en la garganta me duró varias horas. También influye mucho que las nuevas canciones consisten en abrir mi intimidad al público, y cada palabra tiene un gran peso. Eso hace que me emocione y conecte más intensamente con lo que toco y con la gente.

 

¿Dónde podremos ver a Francis White próximamente?

Hoy en Madrid, mañana en Valencia y el 3 de junio en Zaragoza

 

¿Hacia dónde camina la música? ¿Influye el rumbo que están tomando las sociedades contemporáneas?

La sociedades contemporáneas siguen las lógicas, valores y rumbo del mercado. La música igual, lógicamente. No sé, el ámbito musical lo noto bastante estancado y bastante delimitado. Me refiero a que no hay nada que te haga pensar que se pueda producir ningún cambio al que te puedas referir para determinar hacia dónde va la música. Existen unos nichos a los que puedes acceder según desde qué perspectiva enfoques el hecho de hacer música, cuánto tiempo y dinero inviertas en ella, etc. Y creo que así seguirá siendo. Las exigencias para acceder a según qué nicho o mercado pueden ir moldeándose o cambiando ligeramente, pero la lógica de funcionamiento creo que será siempre la misma.

 

El camino hacia donde vaya la música es importante, pero, y ya para terminar, ¿hacia dónde camina Francis White?

Si te soy sincero, no tengo ni idea. Ahora estoy centrado en los conciertos de presentación y no tengo muy pensado qué hacer en el futuro.