Ezra Furman: “Actuar en solitario me da mucha más independencia y responsabilidad que antes. Ahora yo soy el líder”

Ya sea con The Harpoons o en solitario, el polifácetico y controvertido Ezra Furman es un artista que no deja indiferente a nadie con su música luminosa e ingeniosa. Este mismo mes de julio presentó su nuevo trabajo, Perpetual Motion People; una nueva aventura con nueva discográfica (Bella Union) en la que el compositor de Chicago da su perspectiva única sobre la vida en general, la rutina y las relaciones. Hablamos con el inquieto creador, inmerso en plena gira.

CrazyMinds: ¿Qué hizo que quisieras dedicarte a la música? ¿Qué te inspira más a la hora de componer?

Ezra Furman: Es una gran pregunta. Creo que siempre he intentado expresarme a través de las palabras; empecé pronto a contar historias, hasta que las palabras no fueron suficiente para mí. Cuando empecé a expresarme a través de la música, me di cuenta de que podía decir mucho más.

Sobre qué me inspira más, no estoy seguro del todo. Cuando voy a componer, hay veces en que siento como cuando tienes hambre pero no sabes qué te apetece comer, ¿te lo imaginas? Pues es una sensación muy parecida, pero con los sonidos, la melodía o la letra; rebuscando en el “hambre” hasta que se da con la fórmula adecuada.

CM: ¿Qué bandas te han influido más en tu evolución como compositor?

EF: No lo sé, supongo que, sobre todo, me han influido bandas underground, que en cierto modo son las que me convencieron para dedicarme a la música. Están en ese punto de encuentro entre ser arriesgado y ser tradicional dentro del rock & roll. Hay millones de grupos que me encantan, así que no podría elegir (risas).

CM: Desde que empezaste en la música hasta ahora, que acabas de publicar tu último trabajo, ¿cómo ves que tus circunstancias personales han afectado a tu carrera?

EF: Cuando empecé en la música, con mi primera banda, era muy joven. Con diecinueve años empecé a ir de gira, y tenía mucha incertidumbre sobre el futuro. También, teniendo un grupo de músicos no me dejaba tanta libertad como la que tengo ahora en solitario; ha sido mi particular proceso de maduración.

CM: Ya que has mencionado parte de tu experiencia con banda, ¿qué diferencias destacarías entre tu trabajo en solitario y con The Harpoons? ¿Has ganado independencia?

EF: Básicamente, ahora que estoy en solitario, las ideas que tengo no necesitan aprobación, prácticamente, y además, por ello me llevo todo el crédito de mi trabajo, cosa que no ocurría teniendo una banda detrás. Por ello, sí que soy mucho más independiente que antes. Sigo teniendo una banda detrás, por supuesto, pero es algo diferente, con una actitud diferente. Al ser un proyecto mío, toda la responsabilidad recae en mí, no es como si fuéramos los Beatles, por así decirlo; la gran diferencia es que yo soy el líder.

CM: Describe tu rutina un día de promoción de Perpetual Motion People.

EF: La verdad es que mi día a día “normal” no es tan diferente del que tengo cuando estoy de gira. Me levanto, cojo el coche y me voy a algún sitio para tocar. Por lo demás, no hago gran cosa, igual paro para darme una ducha; porque estar de gira hace que termines sucio y cansado. Pero, eso sí, es una forma de vida muy interesante, también tengo que decirlo.

CM: ¿Cuál es tu sitio predilecto para actuar?

EF: Hay ciertos clubs y salas que me gustan especialmente para tocar; prefiero este tipo de sitios, como bares o pequeños recintos antes que festivales. También me gustan mucho las salas donde suelen poner funk, entre otros estilos; donde la gente va a bailar y, además de pasártelo bien, te hacen sentir muy bienvenido.

CM: ¿Cómo ha sido al experiencia de cambiar de sello discográfico a Bella Union?

EF: Si te soy sincero, la verdad es que no he notado ningún cambio (risas), no puedo decirte mucho más.

CM: Chicago fue la ciudad que te vio nacer como artista, ¿cuál es tu relación con ella como fuente de inspiración?

EF: Creo que Chicago es una ciudad que siempre ha estado abierta al rock & roll; de hecho, yo la veo como un punto de referencia para el rock en general. Ha tenido impacto en mí mientras crecía, eso seguro, y es algo que se nota en mis letras.

CM: Este mismo mes ha salido a la venta Perpetual Motion People, por el momento, ¿cómo está siendo la acogida por parte de tus seguidores?

EF: La verdad es que no lo sé, pero a mí me gusta. Hay gente que de verdad sí que se ha mostrado muy contenta con el disco y a mí me alegra muchísimo, porque es un álbum que me gusta mucho y es genial que la gente también lo disfrute. Si hay a quien no le guste, no me importa, bien por ellos; pero lo cierto es que no me importa lo que piensen los demás.

CM: ¿Qué distingue a esta gira que acabas de comenzar de las anteriores?

EF: La gira actual supone mayor actividad, mayor atención a los detalles y mayor emoción y ganas que la anterior. Estoy apareciendo en las listas de ventas británicas y haciendo promoción en radio; es una locura y algo agotador y estresante a veces, pero intento no pensar mucho en ello para disfrutar de la gira; así como mi aspecto u obsesionarme con cómo estoy sonando en el momento del concierto. Intento dejar todo eso de lado para no volverme loco; no es bueno para el alma.

CM: ¿Con qué artista o artistas te irías de gira?

EF: Me encantaría tocar con M. Ward; actuar y componer con él es algo con lo que siempre he soñado.

Nos despedimos del irreverente compositor con un hasta luego; hasta la visita que el de Chicago hará a nuestro país el próximo mes de noviembre (toma nota: Zaragoza (domingo 1 en Las Armas), Madrid (lunes 2 en El Sol), Valencia (martes 3 en Teatro La Rambleta) y Barcelona (miércoles 4 en Sidecar Factory Club). Después de leerle y escuchar su disco, ¿quién se resiste?