Entrevista Crazyminds con… Toundra

Entretenida charla mantuvimos con los chicos de Toundra. Recién salido su (III), nos cuentan cómo trabajan, lo que les gusta cuidar la parte visual del disco, además de la instrumental o lo sorprendente que ha sido la acogida de este álbum. Y es que no habían ofrecido ningún adelanto, ya que conciben el álbum como una sola pieza. Así de bien les ha funcionado. Un referente de la música instrumental actual en nuestro país, género que no está reñido con la asistencia de público a los conciertos, según nos cuentan.

Crazyminds: ¿Os ha sorprendido la acogida que ha tenido el disco? ¿Os esperábais algo así?

Álex: Había un poco de incertidumbre en cuanto a la acogida del disco. Sabíamos que con (II) habíamos llegado a mucha gente y la posibilidad de defraudarlos estaba latente. Pero, vistas las reacciones y las primeras buenas críticas tras la primera semana, esa incertidumbre se ha disipado. Estas cosas, aunque te las esperes, te acaban sorprendiendo.

Crazyminds: ¿Sorprende en una banda enteramente instrumental o creéis que esa clase de prejuicios ya están superados?

Álex: Creo que cada vez sorprende menos. No es nada nuevo el hecho de que un grupo instrumental tenga una gran acogida entre el público; tampoco inventamos nada. Ahí tienes a grupos como Mogwai o Explosions in the sky. Siempre va a haber quien te diga “pues con cantante molaríais mucho más”, pero bueno, la gente que lo ve así, aun poniendo esas “pegas”, viene a tus conciertos y le gusta lo que ve y oye. Supongo que esos prejuicios, poco a poco, van desapareciendo.

Crazyminds: Lo primero que hacéis nada más editar el disco es iros de gira por Europa ¿Creéis que los grupos españoles le están perdiendo cada vez más el miedo a salir fuera de España? ¿Lo veis como una apuesta en estos tiempos difíciles?

Álex: No creo que el miedo sea el mayor impedimento a la hora de salir a tocar fuera de España. Es cuestión de trabajar, buscar contactos e intentar marcar el mejor itinerario posible. Aparte de que, antes que nosotros, ya han salido muchos grupos underground españoles de gira por Europa, otra cosa es que no se sepa. Ahí tienes a Moho, Adrift, El Páramo, Anevil o mi antiguo grupo, Gone with the pain

Crazyminds: También resulta arriesgada vuestra apuesta por el concepto de álbum. Decidisteis no publicar ningún avance del disco para preservar el conjunto. ¿No es esto ir también un poco en contra de la tendencia actual de pre-escuchas, adelantos, canciones sueltas, singles…?

Álex: Supongo que sí. La tendencia es sacar teasers, adelantos… Nosotros preferimos que nuestro disco sea de una entrega, que lo escuches de principio a fin. Luego, evidentemente, cuando lo tengas, habrá veces que te pongas el tema que más te guste y listo. También, igual que te digo que nos gusta que el disco se escuche de principio a fin, luego vamos y sacamos un videoclip. Pero bueno, son formas de hacer las cosas. Supongo que un videoclip aporta cosas que no aporta un teaser. En cualquier caso, cada uno es libre de gestionarlo como quiera; nosotros, simplemente, elegimos otra forma de promocionarlo.

Crazyminds: ¿Quiere decir esto que en vuestros conciertos tocaréis el álbum al completo?

Álex: Esto suele ir en función de lo que las circunstancias del concierto permitan. No nos gusta sacar un disco y desechar todo lo anterior para los directos. Ahora mismo estamos tocando temas de los tres discos en una proporción más o menos ecuánime. Solemos tocar durante, más o menos, una hora, así que, por norma, hay que borrar unos cuantos temas del setlist para que te quepan de todos los discos. Aunque intentamos que (III) tenga cierta predominancia sobre los demás, que para eso es el nuevo. Aparte, creo que el concepto de disco no tiene nada que ver con el de directo, ya que en la mayoría de los conciertos no llevamos más que el set eléctrico; sin cello, guitarras acústicas, percusiones, etc.

Crazyminds: Centrándonos en el disco en sí, ¿de dónde sacáis las influencias para vuestra música? ¿Cómo comenzáis a componer un disco?

Víctor: Siempre, antes de empezar a componer, solemos hablar de qué es lo que queremos hacer y, a partir de ahí, trabajamos sobre improvisaciones que grabamos en el local, o sobre ideas que llevamos de casa al local. El tema de las influencias es complicado, cada uno tenemos gustos distintos, aunque hay grupos que hacen de nexo entre nosotros. Yo en concreto, escuchaba mucho At the drive-in, Bon Iver, Silverchair.

Crazyminds: Muchos os enmarcan en un género como el post-rock, una etiqueta que en muchos casos se ha convertido en un cliché ¿No tenéis miedo de caer en lugares comunes?

Víctor: Da igual que tengas ese miedo o no, el caso es que la gente te va a colocar ahí porque necesitan ponerle un nombre y un apellido a las cosas. Creemos que la gente que conoce nuestra música ha sabido ver que no nos gusta quedarnos estancados y, menos aún, hacer un estilo de manual.

Crazyminds: Volviendo a las influencias de vuestra música. En el anterior álbum se podían ver influencias de elementos orientales. ¿Cuál es el hilo conductor de este disco?

Víctor: El hilo conductor era hacer un disco más oscuro, menos “bonito” pero sin perder elegancia, no renunciar a todo lo anterior, pero ofrecer algo distinto y, sobre todo, no aburrir.

Crazyminds: Intentáis reflejar ese “concepto” en la portada, ¿no? El tema de las ediciones, la parte visual, es algo que también cuidáis mucho.

Víctor: La parte visual es un apartado muy importante para nosotros, tanto por ayudarnos a dar rotundidad al concepto de los discos, como para hacer más atrayente nuestra música para quien no nos conoce. Nos gusta que todo lo que produzcamos, ya sean camisetas, pósters, discos, vinilos, videoclips, tengan un hilo conductor entre ellos y no sean piezas aisladas.

Crazyminds: En cuanto al sonido del disco, sorprenden ciertos arreglos, la importancia de los violines en varias canciones e incluso la aparición de una trompeta ¿Cómo surgen estas ideas? ¿Supone esto un problema de cara al directo?

Víctor: Con este disco quisimos ir más allá en el tema de los arreglos; no queríamos que fuese sólo un tema el que llevase el peso de todos los instrumentos extra, sino diluirlo a lo largo de todas las canciones del disco. Estaba claro que no queríamos repetir nada que hubiese salido en el anterior disco y, por otro lado, había que darle a todo el disco una sensación más oscura, de ahí el cuarteto de cuerda y la trompeta. Para directo supone un problema en el sentido logístico; que quepamos todos en el escenario, que haya tiempo para montarlo todo, que haya dinero suficiente… En esta gira haremos conciertos puntuales en los que llevaremos todos esos instrumentos.

Crazyminds: También habéis incluido, como en anteriores discos, una canción más reposada como Requiem, en un tono más acústico ¿Necesitáis tomaros un respiro a mitad del disco?

Álex: Creo que, haciendo el tipo de música que hacemos, viene muy bien un respiro a mitad del disco; un tema que dé oxígeno al álbum y que te relaje de cara a la recta final del mismo. Se hizo en el primer disco con Pleamar, en el segundo con Völand, y III no iba a ser menos que los demás, así que ahí está Réquiem.

Crazyminds: Desde vuestros inicios habéis trabajado prácticamente con la misma gente en las labores de producción, masterización… Gente como Carlos Santos o desde hace unos años la gente de Aloud Music ¿A veces no se trata tanto de cambiar de compañeros de viaje, sino de exigirse a uno mismo un mayor esfuerzo? Sois vosotros los que os imponéis presión para seguir creciendo, ¿no?

Álex: Hay un poco de todo. Nosotros somos muy exigentes. Esteban y Víctor siempre están dándole vueltas a ideas para componer temas, nos envían por whatsapp cosas que se les ocurren fuera del local. Grabamos maquetas en los ensayos para luego escucharlas y trabajar sobre ellas en casa. Aunque, evidentemente, cuando tienes detrás a gente como Aloud Music, haces las cosas con más ganas, sabiendo que todo ese esfuerzo va a valer para algo porque tienes el apoyo de un sello que hace las cosas con ganas y bien, mirando siempre por el grupo y haciendo esfuerzos del tipo que sean (vienen a los conciertos, ejercen de managers, están pendientes de nosotros constantemente, hasta los tenemos en la mesa de sonido, fíjate).
En cuanto a Carlos, trabajar con él es un auténtico placer, y no lo digo por pelotear. Es un tío muy natural, que trabaja muy bien y muy rápido y con el que te descojonas constantemente. Un crack.

Victor: Lo mismo nos pasa con Santi, es un buen amigo nuestro que siempre nos ha apoyado dentro y fuera del estudio. La verdad es que para nosotros poder grabar un disco con ellos es un regalo.

Crazyminds: Haciendo inventario del disco en conjunto, ¿en qué veis que habéis dado un paso adelante respecto a trabajos anteriores?

Álex: Yo creo que hemos conseguido un disco más redondo, algo menos sutil, más directo, más rockero. Para mí es como la continuación de (II), con un estilo ya marcado, pero con cierta involución hacia algo más crudo. En cuanto a la producción, creo que hemos dado un paso adelante en todos los sentidos, al menos a mí me suena de cojones.

Síguenos en Facebook:

¡Y también en twitter!