Entrevista Crazyminds con… The Noises: “Con Pacífico hemos cambiado, pero sigue siendo nuestro estilo”

The Noises ha experimentado muchos cambios para su nuevo trabajo, todos compactados en una transformación global que nos deja con un Pacífico que no suena a Bellavista, su primer álbum, ni a Rapto, EP posterior. De nuevos sonidos, estilos que se mantienen e influencias renovadas hablamos con Pablo de la Fuente, guitarrista en la banda madrileña.

 

CRAZYMINDS: ¿Cómo estáis viendo la acogida de este nuevo disco?

PABLO DE LA FUENTE: Realmente ha salido hace muy poco y todavía no ha dado tiempo a ver resultados, positivos o negativos, pero lo poco que hemos visto, muy bien: le ha gustado tanto a la discográfica como a gente conocida que nos ha dado feedback, y la verdad es que estamos muy contentos, que es lo más importante y si eso se refleja, va a ir bien. A nivel de ventas, difícil. En España las ventas de discos están como están, pero se notará con los conciertos y festivales. Estamos muy contentos.

 

C: Comparando cómo os encontrabais en 2011 con el debut y ahora que regresáis con nuevo trabajo, ¿qué diferencias notáis entre los momentos en los que estabais envueltos en Bellavista y ahora con Pacífico?

P: Es totalmente distinto. Cambiamos de formación, entraron Álex y Héctor, que le han dado mucha potencia al grupo porque ambos venían de ser profesionales y tocar en diferentes proyectos. Entonces por esa parte, aunque también echamos de menos a los que estaban, todo muy bien. Luego, en cuanto nosotros, seguimos como siempre. Sí entramos en Warner, que está también muy bien, pero seguimos igual. El cambio es más profesional, poco a poco intentamos ser más profesionales, dar mejores conciertos, aprender como músicos y sobre todo, compaginarlo con nuestras vidas. La mayor diferencia que yo puedo ver es el compromiso.

 

C: Habéis llamado Pacífico a un disco que no es precisamente sosegado. ¿Por qué este título?

P: Los títulos, como te dirán muchos grupos, vienen muchas veces de una tontería. Nos gustan las palabras cortas, no queríamos alargarlo con ninguna frase y, no sé si se le ocurrió a Dan, a Fran o a mí, y dijimos “pues… ¡Pacífico!”, y ya se quedó con el nombre. Sin más, no hay mayor explicación para el título.

 

C: Pero sí que es verdad que habéis amansado vuestro sonido. Ahora que las bandas parece que tienden a encrudecer su estilo debido a la situación actual, ¿de dónde viene esta faceta menos ruidosa de The Noises?

P: Es que cada banda es como una persona, son distintas personalidades… Es verdad que ahora se apuesta más por el punk  o por algo más duro: Novedades Carminha, The Parrots, todos estos grupos que son más crudos, y también el nuevo de Vetusta Morla es muy así. Pero nosotros no estuvimos influenciados por nada, nos apetecía hacer música con más detalles, más arreglos, más pausada: lo amoldamos a nuestra propia experiencia. En parte también es por Dan Hammond: le conocimos, le gustó el proyecto y dijo que quería producirnos y trabajar juntos. Empezamos a tocar con él y tenía muchas ideas, cogió nuestro estilo y le dio una vuelta, y estamos muy contentos con cómo ha quedado.

 

C: Cuando presentabais Rapto, os definíais en las entrevistas como un grupo guitarrero. ¿Qué ha cambiado para que ahora deis el salto a incluir teclados y sintetizadores de una manera más notable?

P: Al escuchar el disco, realmente sigue habiendo guitarras, pero sí es verdad que no están tan en la cara como en trabajos anteriores, están más tapadas, y es un disco más de multi-instrumento: hay mandolinas, hay teclados, sintes, percusión… hay muchas cosas ahí, y simplemente nos apetecía hacerlo así. Las canciones en verdad crecieron sobre una base de guitarra y voz, y a eso le añadíamos los arreglos que se nos ocurrían y quedaban bien. No nos cortábamos como antes a la hora de incluir cosas: lo hacíamos y ya está.

 

C: Y siendo Rapto el EP que se encontraba entre el pasado Bellavista y Pacífico, ¿cómo es que no se preveía en esos tres temas una transición hacia el cambio que daríais tan sólo un año después?

P: Ese EP estuvo muy influenciado por quien nos produjo, que fue Marc Waterman, un productor bastante reconocido y que nos ayudó muchísimo. Entonces Marc nos vio tocar y a él le apetecía hacer algo más crudo, con más fuerza, más guitarrero. ¿Cómo no se preveía? No lo sé, porque al final somos muchas personas y depende del momento vital. Yo creo que la música no hay cambiado mucho desde Bellavista hasta ahora, ni nuestra manera de componer. Simplemente ha cambiado la instrumentación.

 

C: Habéis presentado ya Pacífico en concierto en la Sala El Sol. ¿Qué tal habéis visto el directo del nuevo trabajo?

P: Muy bien. Ya habíamos tocado en un par de conciertos pequeños en la Fnac y un acústico en la Universidad Complutense, y lo vimos muy bien. Es un disco que te lo pasas muy bien tocando porque son muchos instrumentos y tienes que estar muy concentrado a lo que estás haciendo (los pedales, los niveles…). Es muy difícil que suene compacto porque somos mucha gente tocando a la vez, pero creo que lo hemos conseguido.

 

C: Obviamente, también sonáis diferente sobre el escenario. ¿Qué creéis que caracteriza principalmente ahora al directo que traéis?

P: Yo diría que las voces. Casi todos cantamos menos Álex, el batería, y yo casi el que menos, pero los demás hacen coros muy buenos y creo que eso se aprovecha. Nos lo decía ayer nuestro técnico: «sois el único grupo que he visto en el que de verdad todas las voces las sacáis vosotros y no hay nada tirado por línea, y habéis conseguido que suene». Creo que esa sería la característica.

 

C: ¿Vais a echar de menos la distorsión y el ruido de anteriores trabajos en vuestros conciertos?

P: Yo creo que no. Realmente mucha de esa distorsión era por falta de preparación o por no saber encontrar lo que estábamos buscando. Hablo de manera personal, y veo que se empieza con el ampli y la distorsión a tope, pero que después vas aprendiendo un poco y te vas pausando y piensas “esto a lo mejor mola más tocarlo en limpio, esto más bajo…”. Creo que al final se aprecia todo más, porque al fin y al cabo los conciertos son dinámicos, tú disfrutas, la gente se entretiene y si estás todo el tiempo arriba no es igual.

 

C: ¿Por qué escogisteis Accederás como adelanto del álbum?

P: Hubo bastante discusión con eso. Preguntamos en Warner porque estábamos entre Pacífico, Accederás, y Será Mejor y queríamos más opiniones. Aquí Miguel y Pablo nos animaron a sacar Accederás porque era un buen tema, sobre todo porque hacía ver muy bien la transición del estilo de antes al de ahora, y porque resume muy bien el carácter del disco.

 

C: ¿Supone este nuevo sonido más luminoso y sintético el estilo en el que os queréis quedar, es algo temporal, os queréis seguir moviendo…?

P: Yo creo que estamos bastante cómodos aquí. Siempre le podemos dar un matiz nuevo, pero si grabamos algo de aquí a poco tiempo, por ahí irán los tiros.

 

C: También aparece una influencia algo naturalista en el disco. Tanto en el título, como en el artwork y en bastantes temas… ¿cómo os ha venido esa influencia?

P: Viene por Fran, que hace casi todo en las letras, y también por Dan que venía de La Casa Del Árbol y de trabajar con Hola A Todo El Mundo y quieras que no se nota lo de la naturaleza. Está bien porque a nosotros no nos gusta hablar de política ni llevar una opinión en general. Hablan de naturaleza, pero también de amor, de una aventura chico-chica, y todas estas cosas que son más globales, no una opinión o algo que pueda influir a la gente. Son más de libre entendimiento.

 

C: ¿Qué más influencias habéis tenido para este álbum?

P: De todo. Por ejemplo, a Álex y a mí nos gusta el rap, el hip-hop, y eso sobre todo está en algunas bases. Grupos americanos, otros de nueva hornada como Alt-J, y también Foals, esos ha sido las influencias.

 

C: El cambio ha sido claro en el resultado, pero ¿también habéis cambiado en la manera de trabajar en Pacífico? ¿Cómo ha sido la grabación y la composición del larga duración?

P: En la grabación sí hemos cambiado respecto al EP de Rapto. Rapto se grabó totalmente en directo y muchas veces a primeras tomas, por lo que captaba más la energía. Aquí queríamos construir una atmósfera y por eso era más conveniente grabar por separado. Sí que hay cosas grabadas a la vez, como por ejemplo muchas guitarras entre Chuso y yo, en el mismo cuarto, uno en frente de otro, y las voces cuando las cantábamos también éramos un coro. Nos ha cambiado la forma de grabar, de hacerlo todo más pausado.

Luego, realmente, los que más llevaron el peso compositivo fueron Fran y Dan, y después el resto. Empezaron a componer, a traer canciones, y si a alguien se le ocurría un arreglo lo sacábamos, pero básicamente fueron ellos dos con guitarras, bases incluso de iPad o algún programa, que trajeron al local y allí ya vinieron las guitarras, las baterías…

 

C: ¿Qué os ha aportado Dan Hammond en la producción?

P: Toda su experiencia. Estuvo en Estudios Reno trabajando bastante tiempo y con muchos grupos y de ahí se aprende. Él ha influido en voces y coros, de los que sabe bastante, cómo meterlos y cómo organizar algunas partes, en temas de arreglos, que tiene una visión muy parecida a la nuestra y ahí conectamos y coincidimos enseguida.

 

C: Habéis orientado el disco a conciertos de mayor público, y se nota en eso que dices de las voces y los coros. Entonces, ¿cuáles son vuestras expectativas con Pacífico?

P: Todo lo que venga. Realmente este es un disco para salir en festivales y sitios más grandes. Ahora somos una banda grande tocando y aunque también podemos adaptarnos a algo pequeño creo que ya va siendo una música para lugares más grandes y que el sonido se expanda. Hay mucho river y muchos delays y eso es más bonito en un sitio grande. Nuestras expectativas son tocar este verano en todos los festivales que podamos y de cara a septiembre empezar una gira por España.

 

C: ¿Tenéis pensado salir fuera de España también?

P: Ahora mismo no hay nada pensado, pero nos encantaría. Siempre lo hemos dicho: vámonos a donde sea a tocar, a hacer un concierto a ver cómo va, para ver qué aceptación tenemos entre el público extranjero porque también es una opinión muy distinta al público español. En el FIB hace dos años tocamos en el autobús de Red Bull y a gente que había allí, a los guiris, les encantó, por ejemplo. Nos gustaría.

 

C: ¿Y veríais un cambio de idioma en los temas, u os mantendríais con el español?

P: Realmente estamos cómodos con el español. Lo del idioma es un tema, porque no tiene nada que ver: la fonética, cómo construyes las canciones, lo que dices en uno y otro no tiene nada que ver. Cuando haces música en español es muy difícil porque tienes que medir mucho tus palabras. Tú oyes un disco de Kings Of Leon y traduces las letras y pueden ser ridículas. En España hay que currárselo mucho más y es más complicado. Así que ahora mismo no vemos un cambio. De cara al futuro, puede ser.

 

C: También en el concierto de presentación en Madrid dijisteis que teníais EP’s de vuestros principios en inglés…

P: ¡Sí! Hay un EP que grabamos antes de Bellavista, de cuatro o cinco temas en inglés, y luego los temas los adaptamos al español. Ese EP la verdad es que no estaba mal, pero ya cambiamos al español, tomas un camino, te centras en eso y ya vas por ahí.

 

C: ¿Qué ha supuesto para vosotros fichar por la multi de Warner?

P: Antes estábamos en BMG, que es más pequeña pero que también es una multi. Realmente para nosotros no nos supone tanto, la gente se piensa que firmar con una multi es como “¡guau!”, pero no: si tú no trabajas no vas a conseguir nada y ellos no te van a conseguir nada si no lo haces bien. Simplemente es que ellos tienen los recursos para ir aquí y allá, negociar y que el grupo no esté tan desnudo. Eso, y gente como Miguel y Pablo que están detrás de ti y te ayudan y aconsejan. Fichar por una multi es muy bueno porque cuantos más apoyos tengas, es mejor.

 

C: ¿Por qué habéis elegido este momento para el cambio de sonido? Es el segundo disco, tercer trabajo…

P: Porque te apetece hacerlo y lo haces. No hay mayor vuelta. No ha sido muy premeditado, sabíamos lo que queríamos hacer con el disco, pero nos íbamos moviendo. Al final, el momento viene a ti más que tú lo elijas.

 

C: Por último, ¿cómo convenceríais a los seguidores que están desde el principio de que, a pesar del cambio, The Noises siguen siendo The Noises?

P: Primero, creo que Fran tiene una voz bastante característica que se reconoce en un disco y en otro, aunque aquí esté más cuidada que al principio y más empastada con la música. En eso, creo que somos los mismos. Luego, en cómo tratamos las guitarras, en nuestros juegos de guitarras. Aunque antes el sonido era distinto, buscábamos también hacer arreglos divertidos. Yo creo que en eso es en lo que somos reconocibles, en las guitarras y en la voz, porque la base sí es cierto que ha cambiado un poco con Álex y Héctor. Pero la mezcla al fin y al cabo es The Noises. Yo estoy tan dentro que me cuesta verlo, pero nos lo dice gente: “esto ha cambiado, pero sigue siendo vuestro estilo”.