Entrevista Crazyminds con… The Cat Empire: “Puedes tocar delante de poca gente y que sea estupendo o frente a una multitud y que sea una derrota”

La banda australiana The Cat Empire se aproxima a España para sus conciertos este mes tanto en Barcelona (15 de julio, Sala Barts) como en Madrid (Sala But, día 16), habiendo colgado ya el cartel de sold out para esta última fecha. Su música no se puede concentrar en un sólo género, sino que es el punto en el que confluyen varios estilos, trayéndote algo diferente a lo que habías escuchado antes, y provocando una verdadera fiesta en directo.

Pese a llevar más de doce años de trayectoria, han explotado con su más reciente trabajo Steal the Light en su momento de más éxito. Hablamos con Felix Riebl, frontman y vocalista del grupo, de la relación entre sus discos, la composición, y cómo se encuentran viviendo la gira mundial en la que ahora están envueltos.

 

CRAZYMINDS: Recientemente habéis llegado al concierto número mil, enhorabuena. ¿Pero qué es lo que sientes cuando miras hacia las primeras actuaciones? ¿Qué piensas que ha cambiado?

FELIX RIEBL: Bueno, es extraño. No tomo exactamente una mirada hacia atrás. Recuerdo algunas cosas, recuerdo el primer concierto, cuando estábamos en un bar pequeñísimo. Mirar hacia atrás desde el concierto número mil es increíble, porque recuerdo ese primer concierto con sólo unas veinte personas. Entonces todos esos pequeños conciertos, actuaciones, festivales… eran como un sueño, y lo son ahora cuando miro al pasado. Cada noche sobre el escenario es como volver a ese sueño: recuerdo cómo fue el concierto, pero no puedo recordar lo que ocurrió sobre las tablas. Es como cuando estás durmiendo y sabes que tuviste un sueño pero no puedes recordarlo.

C: Me gustaría saber cuáles fueron tus expectativas como banda cuando comenzasteis el tour mundial, y si ahora las habéis alcanzado.

F.R.: No sé cuáles fueron mis expectativas. Cada noche la vives diferente porque la música es algo distinta. Hay momentos sorprendentes, como cuando volvemos a un lugar que hacía años que no pisábamos. Estuvimos en Barcelona y fue increíble, creo que fue uno de los conciertos más potentes del tour, con el público que acudió… En la mayoría de los casos el público ha sido muy bueno, entonces la gira mundial está siendo tan emocionante como había podido pensar.

C: ¿Con qué experiencias te quedas de actuar en todo el mundo?

F.R.: Mi experiencia preferida sería probablemente tocar en el Festival Internacional de Jazz de Montreal frente a 50.000 personas, fue muy emocionante. También Barcelona lo fue, vimos verdadero entusiasmo y eso fue fantástico. Es cuando realmente sientes la música en el público y el espíritu de la banda. Así, Londres fue también genial. Hay noches muy diferentes, a veces puedes tocar delante de muy poca gente y que sea estupendo y otras delante de una multitud y que sea una gran derrota.

C: Habéis estado trabajando juntos durante muchos años y, aunque comenzó con Cinema, es Steal the Light el álbum que realmente ha significado vuestro gran éxito hasta ahora. ¿Qué crees que es lo que tiene este disco que el resto no ha tenido para llevaros a este gran momento?

F.R.: El primer álbum que lanzamos en realidad es muy parecido a Steal the Light. Con el primer disco éramos muy jóvenes, ahora hemos viajado mucho más, ha pasado una década en la que hemos estado dando conciertos en todo el mundo y nos encanta, pero aún así creo que con Steal the Light hemos cerrado un círculo. Con ese álbum giramos y todo el mundo veía algo diferente, y con el siguiente fuimos más allá y también la música cambió, porque a veces necesitas alejarte de algo. Creo que Steal the Light vuelve atrás a la intención con la que hicimos el primer trabajo, pero ahora somos más mayores y estamos también un poco más relajados (cuándo éramos jóvenes también éramos más enérgicos) y podemos usar la música que no conocíamos en ese momento. Tanto el primero como este último se encuentran en lo que la banda está haciendo ahora.

C: Comentaste en otra entrevista que a veces, cuando lees las letras pasadas, no eras capaz de reconocer quién las había escrito. ¿Significa entonces Steal the Light un cambio para ti en la concepción musical?

F.R.: A veces miro canciones que hacen referencia a cosas del pasado y pienso “ah, esas letras ya no me gustan”, pero el público sí las sigue disfrutando. En Steal the Light quizá sí he cambiado al escribir la música. Yo sólo intento contar una historia y que la gente me entienda. Hace poco fui a Timor Oriental, que es un país muy cercano a Australia, y estaba en una habitación en la que me encontré fuera de lugar, era como que no sabía a dónde pertenecía, durmiendo con gente a la que no conocía muy bien y sin saber hablar apenas el idioma del resto. Pero de repente un tipo en la habitación me dijo “me encanta tu banda, me gusta tu música”, y vi que esa es una manera de conectar gente que probablemente de otra forma no lo hubiera hecho. Y la canción que a esta persona le había gustado era una cuya letra pensaba que era estúpida, pero es genial cuando vino de alguien que especialmente no conoce tu idioma, porque veía algo diferente en la música. Así que cuando empiezo a pensar “no me gusta esta canción, no me gusta esta otra…” veo que en realidad la música es más que palabras. Es bueno recordar eso.

C: Como banda tenéis muchas influencias de un gran abanico de estilos y lugares alrededor del mundo, por lo que cada álbum es distinto del resto. Sin embargo, existe un punto en el que The Cat Empire empezó como banda, y el punto en el que os encontráis ahora. En el sentido musical, ¿crees que habéis pasado a través de una evolución o todos los cambios han venido simplemente como lo habéis sentido, sin hacer un camino intencionado?

F.R.: Creo que sí que existe una especie de evolución, aunque nunca sabes qué evolución es lo que está pasando. Cuando ocurre algo como si fuera un “accidente”, entonces voy a escribir una canción, pero si tiene todo demasiado significado, al final no pienso que sea el mejor tema. Cuando caes en una canción, en una idea, significa mucho: para ti, para el resto de la gente, es algo normal. Creo que estoy igualmente orgulloso del resto de álbumes, me sigo viendo en los anteriores trabajos, y en ellos escribíamos sobre lo que nos pasaba, sobre lo que estábamos trabajando, lo que pensábamos… pero demasiado. Ahora estamos en un punto en el que veo una verdadera evolución, pero no puedes verla mirando hacia atrás, no siendo consciente de ello. Pienso que las cosas han cambiado muchísimo, y espero que podamos seguir haciendo música de esa manera accidental, sin pensarlo demasiado.

C: ¿Habéis comenzado con nuevo material? ¿Tenéis nuevas ideas o inspiraciones que nos podáis contar?

F.R.: Sí, yo nunca dejo de escribir, escribo todo el tiempo y no puedo parar. He empezado con bastante material nuevo pero aún no está terminado. Por ejemplo, después de tocar en Barcelona el año pasado escribí una canción que está muy ligada a ese espacio, a ese público. Pero hay cosas en las que aún no he trabajado con la banda y que pueden cambiar. En cuanto a la dirección que vaya a tomar… no lo sé. Creo que está bien y que va a gustar.

C: Para terminar, vendréis a España para dos conciertos en Barcelona y Madrid respectivamente. Para todos aquellos que no os hayan oído todavía, ¿puedes mandarles una invitación para que vayan a veros en directo?

F.R.: A el que no haya oído a la banda The Cat Empire, España es uno de los mejores conciertos para aquellos a los que de verdad les guste la música, que realmente interactúa con el público, con muchos instrumentos de viento y percusión y estribillos que se pueden cantar. España es uno de los lugares más vivos para experimentar esto, así que si no nos conoces en directo deberías venir a echar un vistazo.