Entrevista Crazyminds con…Remate

REMATE

Esta vez hemos tenido la oportunidad de charlar con Remate acerca de su último trabajo, Superluv, y sus planes para el futuro. Aquí tienes el resultado.

CRAZYMINDS: Empezaste investigando sobre el amor y acabaste en el porno. ¿Cómo es esto?

REMATE: Es cosa de la polución, vas a pescar al río y sacas una bicicleta o un muerto o un monstruo.

C: ¿Qué tal la experiencia de grabar en Nueva York?

R: Pues perfecta, divertida e inquietante, justamente lo contrario que la serie esa Sexo en Nueva York.

C: Comentabas en una entrevista que con No Lands Recordings teminabas algo y que con Safe and Sound habías abierto otra puerta. ¿En qué punto estás ahora con este Superluv?

R: A punto de desentrañar los misterios de la vida humana, salvo mis propios misterios.

C: En Superluv le cantas a Shirley Maclaine, a Elvis… ¿Es más fácil hablar sobre otros que sobre uno mismo?

R: No es que sea más fácil es que es infinitamente más interesante y entretenido y estremecedor y vitamínico y absurdo.

C: ¿Te hubiera gustado cantarle a algún otro personaje?

R: Me gustaría cantar en la Casa Blanca, pero en el pasado, cuando Clinton y la becaria. Yo pondría la banda sonora.

C: Además ahora también cantas en español. ¿Fue una necesidad o algo que surgió espontáneamente? ¿Cómo trabajaste esto? Porque aunque el español sea tu lengua, después de tanto tiempo cantando en inglés, son idiomas diferentes y supongo que se trabajarán de forma diferente, ¿o no?

R: Surgió como una tormenta, como un cumulonimbo, y dejé que la lluvia me mojara intensamente como en una película mala.

C: Y ya que hablamos de la forma de trabajar los idiomas, ¿cómo nace una canción de Remate?

R: Cuando en al adolescencia perdí el sentido de la competitividad, porque me parece una de las cosas más mediocres que tiene la condición humana, entonces sólo podía escribir canciones o practicar deportes de riesgo. Dentro de unos años comenzaré con los deportes de riesgo, si es que escribir canciones no lo es ya.

C: ¿Sigues considerándote fan, por llamarlo de alguna manera, del lo-fi o no le das importancia a las etiquetas?

R: Me considero un rapero de canción ligera. Un faquir de la cultura de masas.

C: ¿Cómo se traslada un disco como Superluv al directo?

R: Habría muchas maneras, pero ahora en cuarteto en el que intercambiamos chelo, glockenspiel, batería, samplers, guitarras, teclados, bailes folclóricos, coros… creo que damos la nota.

C: No sé si es por inquietud artística pero cambias a menudo de sello. ¿Qué tal ahora con Everlasting?

R: Este tipo de preguntas de asuntos de oficina hace tiempo que decidí no contestarlas, no por nada sino porque no pretendo aburrir al personal sino entretenerles, hacerles pasar una vida repleta de escenas de acción, y gags desternillantes.

C: Después de siete discos, ¿cómo te ves ahora en comparación a cuando empezaste?

R: He conseguido mejorarme una barbaridad, casi podría escuchar algún que otro disco mío y que no me diera vergüenza. Pero por si acaso no lo haré.

C: ¿Hay algo que te apetezca hacer musicalmente pero todavía no has tenido la oportunidad?

R: CLARO. Lo mejor está por llegar, y ante todo me gustaría reivindicar la teletransportación. Es el avance científico que considero más necesario y urgente.